domingo, 14 de mayo de 2017

EL INTERNADO DE DIONISIO RIDRUEJO EN SEGOVIA (1922-1924)

      Dionisio Ridruejo Jiménez nace en El Burgo de Osma (Soria) el 12 de octubre 1912, como él dijo una villa episcopal, excelente repostería y escaso entusiasmo por las artes y las ciencias en su entrevista con Ana G. de Enterría meses antes de fallecer. Hijo de Dioniso Ridruejo Marín (1841-1915) y de Segunda Jiménez Ridruejo (1881-1970), sobrina carnal del marido, cuarenta años más joven que él. Don Dionisio Ridruejo era propietario al menos de dos tiendas de tejidos Casa Ridruejo, la central en el Burgo de Osma y otra en algún otro lugar.

       En 1915 fallece su padre con setenta y cuatro años dejando viuda a Segunda con treinta y cuatro años y cuatro hijos del matrimonio: Eulalia, Ángela, Dionisio y Cristina que tienen entre siete y un añito. A partir de este momento se formará la Sociedad Jiménez Ridruejo y Cía con los tíos de Dionisio y su madre. Con esta sociedad aumentarán el número de sucursales de tejidos en las décadas de 1920 y 1930 instaladas principalmente en localidades de la vieja Castilla. 

     Hacia 1922 Casa Ridruejo instala una sucursal en la calle Juan Bravo Nº 12 de Segovia que se mantuvo cambiando de dueños hasta la década de 1980. El segoviano Esteban Iglesias Serrano y su esposa Gregoria Jiménez Ridruejo serán los propietarios de esta sucursal empadronados en la calle Juan Bravo Nº 4. Ambos, provenían de Burgo de Osma donde habían nacido sus dos hijos mayores, Esteban y Fermín.

      En conclusión, doña Segunda interna a su hijo Dioniso en el curso 1922/1923 en un acreditado centro, que había comenzado dos cursos antes instalado en el palacio segoviano del Marqués de Lozoya, sabiendo que su hermana pequeña Gregoria, recién instalada en Segovia, puede ayudar en cualquier imprevisto de su hijo, que cumplirá el día del Pilar diez años. Los estudios que va a comenzar son los iniciales de la segunda enseñanza para el título de Bachillerato Elemental.


       La entrada al patio del noble palacio circa 1919 con las letras en el suelo del cartel del Diario de Avisos que estaba en el Torreón justo antes de instalar el Colegio de los Hermanos Maristas realizada por Otto Wunderlich.


     Veamos con detalle el reportaje que Francisco Rebollo hace para La Tierra de Segovia el 15 de septiembre de 1920 sobre las instalaciones del Colegio de los Hermanos Maristas con fotos de Tirso Unturbe para comenzar su andadura segoviana.

      Nada más acceder por el gran portón del Torreón de Lozoya nos encontramos con una especie de zaguán. A la izquierda el acceso al patio mostrado anteriormente semi abandonado y a la derecha el acceso a las bodegas del palacio.


      Los dormitorios para los niños internos tenían amplitud y mucha luz. Se encontraban situados alrededor del gran patio interno.


      Como podemos apreciar tres camas con sus sillas, una cómoda y algún reclinatorio con el crucifijo colgado en la pared. Además, el oratorio para los rezos en grupo o individuales.


      Pero también era muy importante para los alumnos internos la alimentación. En particular, el comedor estaba situado en la sala palaciega de la chimenea según vemos en el reportaje.


     Doña Segunda consideró, muy probablemente, en la decisión del internado la asistencia al centro de muchos hijos de la burguesía segoviana de la época. En particular, siendo alumno externo el que posteriormente, como ya mostraremos, uno de sus íntimos amigos segovianos cuya amistad se mantendría durante toda su vida, Francisco de Cáceres Torres nacido en 1911.


      Las instalaciones académicas eran adecuadas con un número de alumnos no muy numeroso y con amplias condiciones de espacio. En el caso de la segunda enseñanza en el curso de 1920/1921 era de 50 alumnos, uno de los hermanos profesores comenta en la entrevista que asisten a las clases del Instituto acompañados siempre de los hermanos y tienen horas de estudio en el colegio bajo la vigilancia de los mismos.


      El adecuado patio de recreo de arena bien cerrado entre la edificación del palacio y la calle del Grabador Espinosa.


      Un anuncio del programa de ferias y fiestas de junio de 1922 es la referencia para el curso que comenzará Dionisio como alumno interno.


       Además, consciente de que realizaría estudios posteriores su madre tendría en cuenta que en la publicidad del colegio en 1920 decía ingresaron todos los presentados a ingreso en el Instituto. Pero incluso para estudios superiores en el propio centro se disponía en junio de 1922 de una academia preparatoria para el ingreso principalmente en la Academia de Artillería.


     Respecto a sus profesores en el colegio de los Hermanos Maristas hemos podido comprobar utilizando el padrón municipal de 1923 que hay doce profesores, seis españoles y seis franceses. de modo que prepararían muy bien el idioma francés. De los profesores españoles, cuatro eran gallegos y dos de León.

      Dionisio en la última etapa de su vida recuerda sus primeras salidas del Burgo de Osma con diez años, a Madrid, Valladolid y Segovia. De sus viajes a Madrid y Valladolid no tiene buenos recuerdos porque en ambos casos fueron para consultas médicas o intervenciones quirúrgicas. Por eso dice:

    Sólo a Segovia viajé verdaderamente. Aquella ciudad pequeña me fascinó y aún me queda su encanto, que luego tuve ocasión de renovar con morosidad.

      La amistad con Francisco de Cáceres Torres debía ser muy grande por la pasión de ambos por la lengua castellana y se acentuaría muy probablemente cuando el propio día de su cumpleaños, el 20 de abril de 1924, Francisco se queda huérfano de madre con trece años, ya que Dionisio conocía bien esa experiencia en sus propias carnes desde nueve años antes. Una de sus primeras poesías dedicadas con nombre propio, fechada en 1930 y publicada en 1935 será a Francisco de Cáceres.

      De nuevo Dionisio en sus Casi unas memorias al recordar sus internados desde 1922 comenta:

      El primero, en Segovia, fue bastante libre y me unió afectivamente a la ciudad que ha sido una de las más decisivas en mi vida, pues volvería a ella, por libre elección, en la primera de las fechas que acabo de anotar.

     Finalmente, después de intensas búsquedas, conseguimos el expediente académico personal de Dioniso Ridruejo en el Instituto que corresponde a los cursos 1922/1923 y 1923/1924.


      En el verano de 1924 Dionisio Ridruejo Jiménez abandonaría Segovia e iría a pasar el verano a Burgo de Osma junto a su madre y sus hermanas recordando agradablemente su residencia palaciega segoviana de juventud.


      Cuando vuelve a Segovia hacia abril de 1933 para residir durante dos años su antiguo internado está ocupado por el colegio de las Madres Concepcionistas debido a que el colegio de los Hermanos Maristas será construido en la calle San Agustín, pero será motivo de otro estudio más relacionado con sus inicios de escritor como ya veremos.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
      Esta entrada se la dedico a todos los descendientes de Dionisio Ridruejo que amablemente han cedido el importante archivo de su padre, especialmente a su hijo Dionisio.
       Todo ha sido posible gracias a:
La Tierra de Segovia, miércoles 9 de septiembre de 1920, Año II-Número 400 del Archivo Municipal de Segovia.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1922 del Archivo Municipal de Segovia.
Con fuego y con raíces, CASI UNAS MEMORIAS. Dionisio Ridruejo. Edición al cuidado de César Armando Gómez. Editorial Planeta. Barcelona, 1976.
Dionisio Ridruejo, la forja de un demócrata. Dirigido por Jorge Martínez Reverte. Guión Agustín Tena y Jordi Gracia. Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. Madrid, 2005.
Los Unturbe fotógrafos de Segovia. Acu Estebaranz. Junta de Castilla y León, Consejería de Educación y Cultura. Valladolid 2000. [¡Gracias Aku! por todo tú trabajo de investigación fotográfica].
El Torreón de Lozoya. Juan de Vera, edición revisada y ampliada por Manuela Villapando. Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia, Obra Social y Cultural. Madrid, 1991.
A todos mis compañeros del Claustro del Instituto Andrés Laguna, en particular a toda su Junta Directiva que me vieron mover y mover los libros de expedientes antiguos archivados.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia por su gran disposición para buscar esos detalles tan decisivos.
Mi colección de postales, fotos, y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos diecinueve años.

sábado, 22 de abril de 2017

LOS ORÍGENES DEL BAR "NEGRESCO" (1937-1947)

       Después de mantener la confitería Yuste y la confitería La Fuencisla durante más de 25 años, los hijos de Julia Yuste deciden renovar el negocio que se había convertido, desde los primeros meses de 1936, básicamente en una licorería. En conmemoración del quinto aniversario de la República, el 14 de abril de 1936, hubo un desfile militar en la plaza de la Constitución y se mantuvo una refriega entre jóvenes comunistas y miembros de la J.A.P. (Juventud de Acción Popular) junto con falangistas, de modo que alguno de ellos acabó refugiándose en la pastelería La Fuencisla donde fue protegido de un linchamiento por las fuerzas de seguridad y posteriormente detenido.

      Poco después comienza la guerra y entonces el encargado del establecimiento era el hermano mayor Juan José, afiliado a la J.A.P. pero siendo alférez de complemento se mantendrá en el ejército y en mayo de 1937 por llevar más de seis meses en el frente es ascendido a teniente de complemento del cuerpo de Infantería.

      Teniendo en cuenta los inconvenientes de la guerra en el negocio, la familia de Julia Yuste en junio de 1937 reforma el edificio de su propiedad de la plaza de la Constitución Nº 25 y en los meses siguientes debieron cambiar la fachada del establecimiento a cómo la conocemos actualmente.

     Para finales del verano de 1937 ya tenían todo preparado, el hermano mayor seguirá en el ejército y el encargado, con 22 años cumplidos, será el hermano menor, Antonio. El martes 14 de septiembre de 1937 en El Adelantado de Segovia publican un original anuncio para la inauguración al día siguiente del bar Negresco a las siete de la tarde.


      Un mes después, el domingo 31 de octubre de 1937, se hace en la plaza mayor de Segovia un homenaje al General Varela. Durante el acto en el Negresco tuvieron la imprudencia de poner el aparato de radio a todo volumen con música de cante jondo lo que provocó algunas alteraciones de orden. Eso conllevó a que tres días después se impuso, por parte del gobernador civil Manuel Pérez Mirete, una multa al bar de dos mil pesetas de la época. El fotógrafo segoviano Jesús Unturbe tomó varias fotos del General hacia 1938.

Foto propiedad de la Filmoteca de Castilla y León

      Por la contribución industrial a partir de 1938 ya no paga como confitería si no como resturant y precisamente por las suscripciones populares publicadas por El Adelantado de Segovia en marzo de 1938 para la construcción de los diez hotelitos de la colonia Varela en la calle del Conde de Sepúlveda sabemos quien era el encargado. En ese momento la suscripción era por colaboración de la Patronal de Hoteles, Cafés, Bares, Restaurantes y similares, constando como encargado del Bar Negresco, Antonio Delgado.

      Según se va acercando el fin de la guerra incivilizada Juan José permanecería en el ejército y se trasladaría a vivir fuera de Segovia. Como el hijo menor estaba terminando el Bachilleratos y afiliado a Falange Española desde dos años antes, estaba empleado en la organización interna de la F.E.T. y de las JONS (que era el partido único desde abril de 1937 en la zona nacional), los familiares de Julia Yuste deciden arrendar el establecimiento. En agosto de 1939 la denominación oficial de la plaza de la Constitución de Segovia pasa a ser plaza de Franco, por lo cual en la fachada del bar que todavía se mantiene actualmente, consta negresco y el número 25 de entonces.

     Mediante un contrato de dos años prorrogable alquilan el bajo, el entresuelo y la bodega junto con todos sus enseres y mobiliario a Ángel Bermejo Hernando por un valor anual de unas nueve mil pesetas de la época incluida la contribución industrial. El contrato se firmó para cobrar las mensualidades por adelantado a partir del 22 de junio de 1940 suponemos que aprovechando el comienzo de las primeras fiestas después de la guerra.

     Al mes siguiente y pasadas las fiestas de San Juan y San Pedro, el 18 de julio de 1940 se hace un desfile civil y militar en la plaza Mayor en el cual se montó un gran estrado de madera con tres arcos con la inscripción España Libre y el aguila imperial por delante de la fachada del Ayuntamiento.


     A la derecha del estrado podemos ver el toldo del bar Negresco extendido por el sofocante sol del mes de julio en Segovia, pero lo podemos apreciar mejor cuando desfilaron los falangistas en el mismo acto.


     En todas las fotos del acto no consta fecha, pero tienen el sello de la Jefatura Provincial de Propaganda de Segovia. Precisamente desde el 3 de noviembre de 1939 era Director General de Propaganda, Dionisio Ridruejo Jiménez que en los años treinta estuvo viviendo en Segovia y en 1934 muy relacionado con el SEU y la Federación de Estudiantes Católicos cuyo local de la calle de Capuchinos Nº 7 era el de Acción Popular, la JAP y Falange.


      El primer programa de fiestas pasada la guerra en el que Ángel Bermejo hace publicidad es el de 1941 y el logotipo con su nombre en cursiva y minúsculas con la palabra bar dentro de un círculo oscuro se mantendrá hasta finales de los años sesenta.


    Según pasan los años en la dura posguerra Ángel Bermejo mantendría bien el negocio e iba prorrogando el contrato debido a su amplia terraza junto al Ayuntamiento ya que algunos de los autobuses de la provincia mantenían su salida desde de ese lugar. En la imagen circa 1945 podemos ver la amplia terraza de mesas y sillas que incluso, para alguna celebración puntual, invadía parte de las columnas del Ayuntamiento.


      El negocio se debía mantener muy bien porque en la plaza las terrazas de los restaurantes La Suiza y el Negresco eran las principales seguidas por las de la cafetería del teatro Juan Bravo y el bar Centro.  En el verano de 1946 comenzaba la moda de los helados al corte que en Segovia inroduciría Ilsa (que después se llamaría Ilsa Frigo) y en el Negresco hacían su venta a través de la ventana por la cual los niños no tenían que entrar al bar.


      Como siempre la terraza bien ordenada para los pocos turistas en la época de autarquía y los segovianos que no necesitaban de cartillas de racionamiento.


        El hijo menor de doña Julia con su esposa, celebrando el cumplaños de su hija primogénita en la vivienda de la plaza con algunos primos, la propia doña Julia y tres de los cuatro hijos de Ángel Bermejo Hernando con los cuales mantenían una gran amistad en 1947.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
     Esta entrada se la dedico a todos los descendientes de Antonio Delgado. En especial, a su hija primogénita que aunque vivió sólo hasta los once años en Segovia mantiene un especial cariño por su ciudad de nacimiento y se percibe inmediatamente cuando hablas con ella.
       Todo ha sido posible gracias a:
Las fotos y documentación que Antonio Delgado conservaba hasta papeles anteriores a 1936 y que su hija me facilitó amablemente desde Andalucía para poder desarrollar este estudio de divulgación sobre su querida Segovia.
Las fotos del Archivo Municipal de Segovia que dedujimos realizadas el 18 de julio de 1940.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1941 de mi colección.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1946 del Archivo Municipal de Segovia.
Libros de Matrícula Industrial entre 1935 y 1943 del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
Las fotos depositadas en el Archivo Municipal de Segovia por el amigo Aku Estebaranz.
Jesús Unturbe, fotógrafo pictorialista segoviano. José Manuel Estebaranz. Junta de Castilla y León, Consejería de Cultura y Turismo. Salamanca, 2008.
Proyecto de reforma de la casa número 25 de la plaza de la Constitución del Archivo Municipal de Segovia.
Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, jueves 26 de marzo de 1936.Año XLIX-Número 72.
Boletín Oficial del Estado. Administración: Gobierno Civil de Burgos, lunes 10 de mayo de 1937, Año II-Núm 202.
La iniciación en Segovia del Movimiento Nacional (julio-agosto 1936). Juan de Contreras, marqués de Lozoya. Imp. El Adelantado de Segovia. Segovia, 1938.
El Adelantado de Segovia, lunes 9 de marzo de 1936, Año XXXVI-Número 10023.
El Adelantado de Segovia, martes 14 de abril de 1936, Año XXXVI-Número 10053.
El Adelantado de Segovia, martes 14 de septiembre de 1937, Año XXXVII-Número 10486.
El Adelantado de Segovia, miércoles 3 de noviembre de 1937, Año XXXVII-Núm 10529.
El Adelantado de Segovia, sábado 22 de junio de 1940, Año XL-Núm 11339.
El Adelantado de Segovia, sábado 19 de julio de 1940, Año XL-Núm 11348, de su Hemeroteca.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia por su gran disposición para buscar esos detalles tan decisivos.
Mi colección de postales, fotos, y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos diecinueve años.

sábado, 1 de abril de 2017

CONCURSO PROVINCIAL DE DANZAS, TRAJES, BAILES Y DULZAINAS DE 1926 Y OTTO WUNDERLICH

       El lunes 28 de junio de 1926, a las cinco y media de la tarde en la plaza de Toros de Segovia, se celebró el Concurso provincial de tambores y dulzainas, trajes y bailes del país y comparsas de danzantes, según se anunció públicamente el 7 de junio en El Adelantado de Segovia. Gracias al fotógrafo Otto Wunderlich (1887-1975) noventa años después, podemos recordar espectacularmente el acto y al IPCE del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte por la maravillosa digitalización de las imágenes recientemente para su acceso público.

     El reportaje fotográfico de Wunderlich, que sepamos a día de hoy, se centra principalmente en la presentación del concurso en cuanto a danzantes, trajes y bailes, pero no aparece reflejada la parte musical de competición entre dulzaineros cuyo ganador fue el tío Tocino y todo el acto estuvo culminado con un Baile de Rueda por parte de Agapito Marazuela. Muy probablemente, la causa de esto se debió a la componente del jurado, concejala de Turismo del Ayuntamiento de Segovia, la malagueña María Espinosa de los Monteros y Díaz intentaba promocionar la cultura segoviana fuera de Segovia en sus aspectos más visuales.

      Entre mayo y junio de 1925 la Junta de Turismo del Ayuntamiento de Segovia firmó un acuerdo de compra de fotografías a Wunderlich con la intervención entre otros del concejal Mariano Quintanilla Romero para el desarrollo del turismo y a finales de año hubo dimisión de toda la corporación municipal. Suponemos que María Espinosa, concejala desde enero de 1926 con la nueva corporación, se puso en contacto con Wunderlich para conseguir su asistencia al acto.

Foto propiedad del IPCE

    La primera imagen refleja la espera de cuatro de los ocho danzantes de Fuentepelayo para actuar junto al tamborilero Eloy González Herrero todavía con la boina puesta y las botas. Los danzantes de Fuentepelayo ganaron el segundo premio de 125 pesetas.

      La siguiente imagen nos muestra todo el grupo de Cantalejo con el arco floral para la danza y la inscripción La Danza Cantalejana Saluda a Segovia dirigida por Santiago Matey Gómez, que hace de zorra con una tralla de madera en la mano. Se encuentran con los ocho danzantes, Santiago Matey a la izquierda del ayudante del arco y la pareja de músicos, Francisco Matey Gómez (el tío Francisquillo) y Dionisio Pastor Sacristán de Fuenterrebollo. La Danza Cantalejana ganó el primer premio de 400 pesetas.

Foto propiedad del IPCE

      Después aparece la famosa imagen de cuatro mozas vistiendo su impresionante traje típico de alcaldesas que junto a cuatro de los danzantes de Cantalejo se presentaron a la parte del concurso de Trajes, cuya condición era estar formada por no menos de ochos individuos vestidos con el traje típico, mitad de cada sexo y que estaban representados por Alejandro Arranz Sanz. Tras ellas, vemos a los danzantes de Fuentepelayo en posición y a Eloy González Herrero de espaldas que ya se ha quitado la boina, pero con sus botas.

Foto propiedad del IPCE

      Otra imagen nos confirma seis de los ocho miembros de la comarca de Cantalejo que ganaron el primer premio de 200 pesetas en la modalidad de Trajes Grupos.

Foto propiedad del IPCE

     El Jurado del concurso estaba formado por un presidente Francisco Javier Cabello Dodero, comisario regio de Bellas Artes y seis vocales: la concejal del Ayto. de Segovia María Espinosa de los Monteros y Díaz, el diputado provincial por Santa Mª de Nieva Alfredo Bobillo González, el director del Museo Provincial José Rodao Hernández, el profesor de música de la Escuela de Artes y Oficios Luis Casares Miguel, el director de la Banda de la Academia de Artillería Constancio Maldonado Rojo y el periodista músico Julían Pérez del Barrio.   

      En el reporteje fotográfico después nos muestra varios concursantes de Trajes en la modalidad de parejas. Dos fotos con los concursantes de más edad. Una en primer plano.

Foto propiedad del IPCE

     Y otra en panorámica en el centro del coso segoviano destacando los dobleces del mandil de la mujer sacado hace poco tiempo del arcón.

Foto propiedad del IPCE

     El mismo hombre, con el mismo traje, aparece también como pareja en otras tres imágenes junto con una mocita que muy probablemente era su nieta. Según la segunda base del concurso era condición indispensable '...que cuantos en él tomen parte, sean residentes en esta provincia o mayores de diez y seis años y menores de cincuenta, cuyas circunstancias se justificarán con un volante de la respectiva alcaldía.' Aparentemente, en este caso estamos al límite de la edad permitida en ambos casos.

Foto propiedad del IPCE

     Wunderlich toma dos instantáneas con diferentes poses. Una en la que el hombre tiene puesta la chaquetilla y otra poco después en la que se pone la chaquetilla al hombro.

Foto propiedad del IPCE

      Con mucha sombra en el coso vuelve a tomar una instantánea y ya ha dejado la chaquetilla muy probablemente a la mujer mayor que le acompañaba al principio.

Foto propiedad del IPCE

     El premio de 100 pesetas de Trajes modalidad parejas se concedió a María de Andrés, de Hontoria que muy probablemente sea la mocita con una impresionante montera acompañada por el hombre mayor.

     Además el IPCE dispone de dos fotos referentes al concurso de Bailes del País. Una de ellas con una pareja bailando una jota.

Foto propiedad del IPCE

     Y la otra la misma pareja de baile con los músicos de Fuentepelayo, ya que era condición necesaria, que los que se presentaban al concurso de dulzainas y tambores, debían interpretar la música si las parejas de baile no tenían acompañantes propios. Como podemos comprobar Eloy al tamboril va con las botas y su hermano Ricardo González Herrero está tocando una jota.

Foto propiedad del IPCE

     El primer premio de Baile del país de 100 pesetas fue para Emilia de Diego procedente de Hontalbilla y Ángel Rico de Sanchonuño. Además se dio un accésit de 100 pesetas a Jacinta Gómez y Juan Díez de Hontanares.

      Es muy probable que se hicieran fotos del concurso de Dulzainas y tambores, pero no hemos conseguido encontrarlas actualmente. El concurso debía estar formado por parejas de dulzainero acompañado por tambor o caja redoblante que mejor ejecutase el siguiente programa: Primero, Pasodoble de entrada; Segundo, Rebolada o entradilla y Tercero, Pieza de libre elección,

       Los premiados en esta modalidad de dulzaina y tamboril fueron:
Primer premio de 100 pesetas Paulino Gómez Llorente y Mariano Llorente Gómez, de Abades.
Segundo premio de 50 pesetas Ricardo González Herrero y Eloy González Herrero, de Fuentepelayo.
Accésit de 50 pesetas Francisco Matey Gómez y Dionisio Pastor Sacristán, de Cantalejo.
     
     Algunas fotos de este acto segoviano de las fiestas de San Juan y San Pedro, Otto Wunderlich las pudo rentabilizar publicándose posteriormente en la revista Estampa. En el Nº 6 del martes 7 de febrero de 1928, poco después de comenzar el semanario ilustrado, apareció la foto de las cuatro alcaldesas de la comarca de Cantalejo que los editores aprovecharían para hacerlo en época de Santa Águeda.


     También, en el Nº 191 del sábado 5 de septiembre de 1931 apareció la foto del concurso de trajes en parejas aunque no conste explícita la autoría de Wunderlich en el semanario.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
     Esta entrada se la dedico a los amigos Félix Contreras y Carlos Porro con los cuales suelo comentar desde hace varios años fotos y documentos relacionados con la etnografía segoviana.
        Todo ha sido posible gracias a:
La fototeca del Instituto del Patrimonio Cultural de España del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte cuyo Archivo Wunderlich está a disposición del público.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1926 del Archivo Municipal de Segovia.
Censo Electoral de la provincia de Segovia de 1924 de la Biblioteca Digital de Castilla y León.
Estampa, martes 7 de febrero de 1928, Madrid, Año 1-Núm. 6 de mi colección.
Estampa, sábado 5 de septiembre de 1931, Madrid, Año 4-Núm. 191 de mi colección.
El Adelantado de Segovia, lunes 7 de junio de 1926, Año XXVI-Núm. 5215.
El Adelantado de Segovia, miércoles 16 de junio de 1926, Año XXVI-Núm. 5222.
El Adelantado de Segovia, martes 29 de junio 1926, Año XXVI-Núm. 5232 de su Hemeroteca.
Dulzaineros, música y costumbres populares en tierras segovianas. Isidoro Tejero Cobos, editado por la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia. Madrid, 1990.
Etnografía de la imagen en Segovia. La colección del padre Benito de Frutos. Carlos Porro Fernández. Colección Becas de Investigación. Instituto de la Cultura Tradicional Segoviana "Manuel González Herrero". Segovia. 2015.
Repertorio Segoviano para Dulzaina. Tonadas y bailes recogidos por Manuel García Matos en 1951, Bernardos, Abades y Nava de la Asunción. Carlos A. Porro, editado por los autores. Palencia, 2012.
El apoyo en la divulgación sobre la Segovia etnográfica y aliento continuo de Fuencisla, Félix, Carlos, Pablo y Rodrigo.
Mi colección de postales, fotos, y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos diecinueve años.

domingo, 19 de marzo de 2017

EVARISTO CUERDO GARCÍA y la Coca-Cola en Segovia (1929-1961)

    Hacia 1920 Eugenio Cuerdo Ayuso y Francisca García Llorente, junto con su hijo Evaristo, se instalan en Segovia en el barrio de San Marcos procedentes de Valverde del Majano. Tres años después y con un nuevo hijo, Eustasio, nacido en Segovia, la familia reside en la calle del Marqués de Villena Nº 2 y muy probablemente don Eugenio, con más de 58 años, trabaja como jornalero en los almacenes de vinos de José Heras Carbajo en la barriada de San Marcos.


      A finales de 1926 Eugenio y su hijo Evaristo arriendan la casa Nº 20 de la calle de San Marcos para instalar su propio almacén de vinos, ya que don Eugenio es consciente de que su hijo tiene dotes emprendedoras.

   
     En mayo de 1927, de acuerdo con sus propietarios, hacen una petición al Ayuntamiento de Segovia para modificar la fachada de la casa, en la cual el arquitecto municipal, Manuel Pagola, hace el proyecto y no ve inconvenientes para su aprobación definitiva por la Comisión Permanente.

 

      Mientras tanto en España se ha creado, el año anterior, la primera embotelladora en Europa de Coca-Cola, en Tenerife, fuera de la península Ibérica. Pero si nos fijamos bien en el aumento realizado podemos ver que delante de la Catedral de Granada a finales de 1929 ó principios de 1930 ya se puede ver la popular marca en una chapa adosada al carro.


     Evaristo Cuerdo García, como gran emprendedor, con veintitrés años, en noviembre de 1929 abre un nuevo despacho de vinos al por menor en la segoviana calle de San Frutos Nº 11 junto a la Catedral y lo anuncia en El Adelantado de Segovia, pero consta como sucursal de su acreditado depósito al por mayor de San Marcos.


     La compañía americana, a partir de julio de 1930, hace por primera vez una gran campaña publicitaria en la revista madrileña, Estampa, revista gráfica y literaria de la actualidad española y mundial. Su primer eslogan en España Beba Coca-Cola La Bebida Deliciosa.


       En los primeros años de la República, en 1932 ya aparece Evaristo Cuerdo en la Contribución Industrial de Hacienda y no su padre, es decir tiene el mando legal del almacén y tomará sus propias decisiones. Introduce nuevos productos, refrescos de naranja y así contrata anuncios en El Adelantado de Segovia de Orange Crush. En el almacén de la calle de San Marcos Nº 20 podemos ver en 1933 la puerta que pidió abrir unos años antes al Ayuntamiento, tomada desde el Alcázar y permanece en la vivienda del Marqués de Villena.


      No sabemos exactamente la fecha de la introducción de la Coca-Cola en Segovia, pero sí tenemos una prueba gráfica de que Evaristo Cuerdo es su primer depositario oficial, como consta en el moderno camión que tenía para la distribución de bebidas, al menos desde 1935.


      Sin duda, la distribución de vinos y refrescos en el Azoguejo segoviano en la época republicana tenía que ser el mayor centro de trabajo, porque en esos años había más de nueve establecimientos localizados junto al Acueducto: Casa Aurelio, Casa RicardoCasa Cándido y el Café-económico de los soportales, el Café Restaurant Columba, y pasados los arcos del Acueducto el Bar Turismo, el Parador del Acueducto, Casa Santos, el Parador del Norte y el Bar El Porvenir.


      En 1936 surge la guerra incivilizada entre españoles y en particular, el único hermano que tenía Evaristo, Eustasio Cuerdo García, trece años menor que él, fallece, a 25 días de poder cumplir diecisiete años en el frente de las Navas del Marqués el 17 de mayo de 1937. Suponemos que los tres años de guerra debieron ser una época de muy poco negocio en Segovia y abandonó la sucursal de la calle de San Frutos, aunque según me cuentan sus descendientes, no le requisaron su flamante camión.

  
      A finales de la década de 1930 con más de treinta años ya está casado y tiene tres hijos, pero el 12 de agosto de 1940 fallece su padre Eugenio Cuerdo Ayuso. Poco antes, había instalado la residencia familiar y abre un nuevo establecimiento de vinos al por menor en la calle de San Francisco Nº 19, como nos muestra el anuncio del programa de fiestas de 1943.


      Pero parece ser que en la guerra y después en la posguerra no se embotellaba la famosa Cola en España de modo que se centraba en la distribución de vinos, licores, algunos refrescos y gaseosas. Habrá que esperar a la década de 1950 con la apertura al exterior y a partir de 1953 se instalan en varias ciudades de España embotelladoras de Coca-Cola. Evaristo en su anuncio de junio de 1956 está totalmente centrado en los vinos y la cerveza Cruz Blanca.


       Hacia  1960 mantenía, como dice la publicidad anterior, su almacén en la calle de San Marcos 20 y ya tiene el teléfono de cuatro cifras que se había instalado a principios de los cincuenta con la central automática. En un día soleado vemos que la chimenea de la casa se estaba derruyendo.


       Y la sucursal del anuncio se mantenía en la calle de San Francisco Nº 19, en el saliente de la calle, en la que podemos leer su cartel por encima del arco de ladrillos Bodegas Cuerdo (actualmente una nieta de Evaristo tiene en ese lugar un establecimiento de vinos).


      Para acabar con esta reseña de un pionero segoviano de la distribución de vinos, licores y refrescos, Evaristo Cuerdo García, de Valverde del Majano, fallece con 64 años en Segovia el 1 de junio de 1971. Sus hijos Eugenio y Juan Antonio Cuerdo Martín fueron continuadores del negocio de su padre como Bodegas Cuerdo S.L. y ambos han fallecido hace poco tiempo. Muy probablemente hubiesen disfrutado mucho con todos estos datos sobre los orígenes del negocio familiar.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
      Esta entrada se la dedico a la familia Cuerdo García y todos sus descendientes. En especial, a la nieta Ana Cuerdo que se dedica como cuarta generación a la distribución de vinos adaptándose a los nuevos tiempos como Cuerdo Delicatessen.
       Todo ha sido posible gracias a:
Las aclaraciones, confirmaciones de datos y fotografía de la familia de Ana Cuerdo realizadas mediante redes sociales.
La foto circa 1960 de la calle San Francisco de Segovia realizada por Pablo Cantalejo desde su casa.  
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1943 del Archivo Municipal de Segovia.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1956. Editado por Miguel Piquero de mi colección. 
Libros de Matrícula Industrial, sección Hacienda, entre 1929 y 1944 del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
Padrones Municipales de 1922 y 1925 del Archivo Municipal de Segovia.
Proyecto de reforma de la fachada de la casa de San Marcos Nº 20 del Archivo Municipal de Segovia.
Estampa, martes 8 de julio de 1930, Madrid, Año 3-Núm 130 de la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional.
Estampa, martes 28 de octubre de 1930, Madrid, Año 3-Núm 146 de mi colección.
El Adelantado de Segovia, martes 5 de noviembre de 1929, Año XXIX-Núm 7341.
El Adelantado de Segovia, martes 5 de julio de 1932, Año XXII-Núm 8980.
El Adelantado de Segovia, miércoles 19 de mayo de 1937, Año XXXVII-Número 10356 de su Hemeroteca.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia por su gran disposición para buscar esos detalles tan decisivos.
Mi colección de postales, fotos, y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos diecinueve años.