sábado, 10 de junio de 2017

EL POSTIGO DEL CONSUELO DE SEGOVIA Y LA MURALLA CONTIGUA (1900-1942)

PRESENTACIÓN
      Hace veinte días al mostrarle a Julián Herrero una foto de las escaleras del postigo del Consuelo ('el Postigo') de 1938, donde no aparecía postigo como tal, me comentaba algo sobre una restauración de la década de los cuarenta, pero no sabíamos exactamente cuándo se había realizado ni quién lo había hecho. De modo que empezamos a buscar más imágenes y estudiar, que artículos se habían publicado anteriormente, sobre ese postigo segoviano tan visitado por los turistas y ahora todavía más, para sacarse esas fotos propias con el palo selfie con nuestro maravilloso Acueducto de fondo.

    Cuando empezamos a acumular imágenes antiguas, comentarlas y leer algunos breves escritos sobre el postigo del Consuelo nos quedamos sorprendidos. Por fin, aunque creíamos que el proyecto era del arquitecto municipal Fernández-Vega conseguimos encontrar el proyecto original de 1947 de Francisco Javier Cabello Dodero. Con este proyecto del Archivo Municipal nos pudimos hacer una idea con los dibujos en plano de cómo era en 1947, cómo sería tres meses después y qué nos podíamos encontrar en las fotos antiguas.

EL POSTIGO DEL CONSUELO DE SEGOVIA Y LA MURALLA ENTRE 1900 Y 1942
     Gracias al amigo Juan Francisco Sáez podemos mostrar una imagen, circa 1900, de su colección de un cristal de cómo el postigo del Consuelo era una pequeña puerta con un arco de medio punto de unos dos metros y medio de altura. En la imagen podemos ver la procesión del Corpus y arriba el arco del postigo, con la barbería de Plaza en la base del intento de reconstrucción de la iglesia de Santa Columba en la plaza del Azoguejo. A través del hueco de la ventana frontal superior apreciamos las faltas en el lienzo de la muralla, porque si no debería verse.


    Desde la parte oriental del Acueducto podemos mostrar con un detalle de una postal coloreada, de Photoglob Zurich, cómo era la zona del Postigo y la muralla en la zona del corralillo de San Sebastián realizada circa 1900. Entre los arcos del Acueducto se pueden apreciar las faltas en el lienzo de la muralla entre el cubo y el postigo. Además, ese lienzo estaba en pésimas condiciones como nos lo confirma la imagen de Alois Beer de 1907 que no llega a la zona de grandes boquetes.


     El Postigo del Consuelo se debió mantener según lo vemos en el cristal anterior, de autor desconocido, durante unos doce años, desde antes de 1900 hasta principios de la década de 1910,

   En la siguiente fotografía también prestada generosamente por el amigo Juan Francisco Sáez, procedente de un cristal, podemos ver circa 1910 cómo el lienzo de la muralla tiene grandes faltas, pero no llegamos a ver si permanecía el postigo con el arco de medio punto de la toma inicial.


    Al ampliar la imagen detallada tomada desde la calle del Angelete podemos apreciar los desconchones en la base de la muralla, cómo lo veíamos en la foto de Alois Beer y las grandes faltas en la parte superior almenada hasta la parte del postigo.


      La parte de la muralla junto al Acueducto por la zona del corralillo de San Sebastián se mantenía bien, aunque no tuviese los correspondientes morlones. Lo podemos ver nítidamente desde la calle de Fernán García circa 1917 con sábanas tendidas en la ladera.


    Pero en el lienzo de la muralla de la huerta del seminario se mantenían varios importantes derrumbes de finales del siglo XIX y algún otro posterior debido a continuos desprendimientos, como nos muestra la foto de Wunderlich que datamos circa 1920.

Foto propiedad del IPCE, Archivo Wunderlich
   
      Hemos obtenido un detalle aumentado de la imagen anterior para ver cómo se ven las faltas en la muralla y tampoco hay postigo del Consuelo. Por lo cual cabría la posibilidad de que, debido a los derrumbes, se tomase la decisión de demoler el pequeño postigo. Si fue así, suponemos que se haría entre 1910 y 1920.


     Todas las hipótesis para el Postigo son confirmadas con esta imagen de una fototipia de Hauser y Menet que datamos circa 1923. En ella, vemos el revoco en la casa que encargaría el pintor Lope Tablada Maeso porque había trasladado su estudio y su residencia a la calle del Angelete. Se aprecia que en la calle del postigo realmente hay una abertura sin puerta e incluso la imagen nos engaña porque vemos hasta la parte final del último arco del Acueducto.


     En 1928, desde el Acueducto podemos ver que se han reforzado los lienzos del seminario y el propio cubo porque no están las vegetaciones en la base, excepto en la parte superior, pero no se ha reconstruido el lienzo, después del merlón número 19. Suponemos que estas reparaciones se habían realizado a mediados de los años 20.


       La situación de las escaleras del postigo hacia el Azoguejo, realizadas a finales del siglo XIX, nos muestran como acababa la barandilla de granito en el último arco haciendo un ángulo recto cortando el acceso a la otra parte del Acueducto. En 1930 podemos apreciar que no hay merlones en el lienzo de la parte oriental hasta llegar al otro cubo correspondiente a la huerta que había junto al corralillo de San Sebastián. Básicamente se mantiene como estaba en la foto de 1917, pero la hiedra desde el canal del Acueducto ha ido ensanchando y creciendo.


     Como en agosto de 1930 se hace la demolición de los restos de intento de realización de una iglesia de Santa Columba la visión, desde el Azoguejo, de las faltas en la muralla entre el cubo del seminario y el postigo debía ser grotesca. Por ello, las fotos que se realizaban para la muestra con motivo turístico se centraban más en sacar el Acueducto con la parte de la muralla, pero sin postigo. En el lado occidental por la foto de Passaporte para la casa Loty tomada desde la entonces calle Ruiz de Alda, que datamos circa 1930, se mantiene la abertura en lo que sería la calle del postigo y podemos apreciar personas en la barandilla de granito.

Foto propiedad del IPCE, Archivo Loty
 
     Toda la situación de la muralla y sus derribos nos lo muestra desde el aire la foto de Ortiz Echagüe realizada circa 1933, aunque no sea nítida, obtenida de un huecograbado. Desde el merlón numerado como 19 la muralla tiene varias faltas y desperfectos, pero no se aprecia la abertura del postigo.


       Respecto a la terminación de la barandilla de las escaleras en ángulo recto en el último arco del Acueducto, podemos mostrar la barandilla desde la cual los turistas de antes de la guerra civil sacaban fotos con una preciosa imagen circa 1935. Desde este ángulo se tomaban las típicas panorámicas con el cerrillo de la iglesia de San Justo y la de el Salvador.


     Por tanto, entre 1930 y 1938 la muralla mantuvo esas faltas y de nuevo con una foto de las congresistas del Consejo Nacional de la Sección Femenina realizado en enero de 1938, podemos ver perfectamente como no hay postigo si no que hay una abertura. En ese momento el lienzo de la muralla en la huerta del seminario está a la espera de una gran reconstrucción que se realizará a partir de 1943.


PEDRO LUIS PEÑAS
JULIÁN HERRERO
Continuará
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
      Esta entrada se la dedicamos a todos los guías turísticos para que puedan ilustrar más su labor informativa sobre nuestra ciudad Patrimonio de la Humanidad.
       Todo ha sido posible gracias a:
Las fotos amablemente prestadas por el amigo Juan Francisco Sáez que una es inédita y la otra la publicó en su libro El Acueducto en la fotografía. Colección Sáez-Laguna. Edita Ayuntamiento de Segovia. Segovia, 2009.
La foto del Archivo Wunderlich, del IPCE, número de inventario WUN-01463_P  de Otto Wunderlich (1887-1975) realizadas en Segovia entre 1915 y 1930. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
La foto del Archivo Loty, del IPCE, número de inventario LOTY-02115_P de Antonio Passaporte (1901-1983) realizadas en Segovia entre 1927 y 1936. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
Y Revista de las mujeres Nacionalsindicalistas, Año I, Número 2, marzo 1938 de la Biblioteca Nacional de España.
Arte Español, revista de la Sociedad Española de Amigos del Arte. Conservación de los monumentos de Segovia (1938-1952) por F. Javier Cabello Dodero. Tercer cuatrimestre. Madrid 1952.  De la Biblioteca d'Humanitats de la Universitat Autònoma de Barcelona.
Guía de Segovia por F. Javier Cabello Dodero. Editada por la Junta Provincial del Turismo. Segovia 1949.
España, Pueblos y Paisajes de José Ortiz Echagüe. Prólogos de Azorín y Salaverría, 312 láminas impresas en Huecograbado. Editorial Mayfe, cuarta edición. Madrid, 1950. [La primera edición se publicó en 1939].
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia por su gran disposición para buscar esos detalles tan decisivos para disfrute de todas las personas que nos interesamos por la Segovia antigua.
Mi colección de postales, fotos, y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos diecinueve años.

sábado, 27 de mayo de 2017

II CONSEJO NACIONAL DE LA SECCIÓN FEMENINA EN SEGOVIA, enero de 1938, 1ª parte

    Hace más de seis años descargué unas imágenes encontradas en Internet que constaban como del Archivo del Romancero y reconocía a falangistas en Segovia, pero que no sabía exactamente de cuando podían ser hasta que empecé a investigar detenidamente cuando Dionisio Ridruejo Jiménez (1912-1975) estuvo residiendo en Segovia antes de 1937, que en su momento contaremos detalladamente. 

      La primera vez que Dionisio Ridruejo estuvo en Segovia fue interno, con diez añitos, en el colegio de los Hermanos Maristas a partir del curso 1922/1923, según sus memorias, pero no especifica que dormía, ni más ni menos, en el propio Torreón de Lozoya donde se encontraba el colegio de los Maristas en ese momento. Tampoco cita que en esa época el 50% de los profesores del colegio eran de nacionalidad francesa.

     Cuando conseguimos deducir exactamente la fecha del acontecimiento, empezamos a dar sentido a las imágenes. Comprobamos que son fotogramas de una película, que seguramente el propio Dionisio promovió en sus cargos ejecutivos de Falange, y un mes después sería nombrado Jefe del Servicio Nacional de Propaganda del Ministerio del Interior del Gobierno de Franco en la zona nacional. Los primeros Consejos Nacionales de Sección Femenina se realizaron durante la guerra civil en ciudades de la zona nacional empezando en Salamanca en enero de 1937.

      El segundo Consejo Nacional de Sección Femenina se realizó en Segovia entre el sábado 15 de enero y el domingo 23 de enero de 1938 clausurándose al día siguiente en Ávila. Utilizando El Adelantado de Segovia, la edición de ABC de Sevilla y revistas de Sección Femenina o Falange vamos a dar sentido a lo que reflejan todas las imágenes conseguidas.

      Muy probablemente mediante Dionisio Ridruejo, que era consejero nacional de la F.E.T. y de las JONS se trajeron falangistas de todos los pueblos y otras ciudades y comenzarían concentrándose con todos los de Segovia el sábado quince en el Azoguejo. Según el diario segoviano La ciudad ha prestado su adhesión a estas solemnidades permaneciendo con los balcones engalanados y cerrando el comercio durante toda la mañana. Después, irían en desfile multitudinario subiendo por la calle de San Juan dirigiéndose a la plaza de la Constitución que todavía no se había cambiado el nombre como plaza de Franco. Nada más acabar el Consejo, en la sesión del miércoles 26, el Ayuntamiento acordaba el cambio por unanimidad, a propuesta del concejal Gasso.


      A las diez de la mañana las jefes provinciales de Falange Española Tradicionalista comenzaron a acudir a la plaza de la Merced para recibir allí a la Jefe nacional. Al mismo tiempo mientras unas autoridades se dirigían a la iglesia, otras se reunían en el Ayuntamiento para esperar allí la hora de comenzar las honras fúnebres por los que cayeron por la Causa. En el atrio de la iglesia de San Miguel se colocó la banda de música de la Academia de Artillería. Precisamente la jefe provincial de la Sección Femenina en Segovia era la hermana de Dionisio, Ángela Ridruejo Jiménez, pero además seguro que asistieron sus otras dos hermanas, Eulalia y Cristina también afiliadas a Falange.

      Próximamente a las diez y media los sonoros acordes del himno de la Falange anunciaron la llegada de Pilar Primo de Rivera, de las congresistas y de la Sección Femenina de Falange. El público escuchó el himno con el brazo en posición de saludo. Desde finales de abril de 1937 era obligatorio el saludo nacional del brazo extendido al escuchar el Himno Nacional o los cantos de F.E.T y de las JONS. En los libros de la Sección Femenina de 1940, acabada la guerra decían:
    Los falangistas adoptaron el saludo romano, porque era un saludo imperial, y saludando brazo en alto, alegremente, cayeron los primeros camaradas.
      El Caudillo, en el año 1937, dió una orden haciendo del saludo falangista el saludo oficial de España.
      Debemos hacer siempre nuestro saludo pensando en su significado de grandeza, y tratando de conseguir que sea, con su gracia y su dignidad, una señal externa de nuestro estilo falangista.

      Y continúa la crónica de los actos inaugurales en El Adelantado:
     En el centro de la iglesia se había colocado un severo túmulo, rodeado de hachones y al lado una monumental corona de laurel. En los sitios preferentes de la iglesia de San Miguel se situaron Pilar Primo de Rivera y todas las autoridades civiles y militares, incluido el propio Dionisio y el jefe provincial de F.E.T. y de las JONS de Segovia, Luis Hermosa Álvarez, que después sería el esposo de Angelita Ridruejo y cuñado de Dionisio.

      El obispo de la Diócesis tomó asiento en un trono colocado al lado del Evangelio.
      Daban guardia al túmulo varios milicianos de Falange con armamento.
    Se ofició un solemne oficio de difuntos y la misa de Requiem, interpretada por nutridos coros y a gran orquesta.
    Al final de la misa, el señor obispo, revestido de pontifical y ayudado por varias dignidades de la Santa Iglesia Catedral, rezó un solemne responso ante el severo túmulo.
     Con esto terminó la ceremonia religiosa, en honor de los Caidos, con la que Falange Española Tradicionalista ha querido comenzar los actos del Consejo. 

      Después toda la comitiva partiendo desde la iglesia de San Miguel realizó el camino a pie a la inversa que recorrió Isabel de Castilla el día de su coronación para llegar al Alcázar. Vemos a Pilar Primo de Rivera junto con sus compañeras, Dora Maqueda... y el obispo de Segovia Luciano Pérez Platero, junto con uno de sus ayudantes, que podría ser Aurelio del Pino en la calle Infanta Isabel.


     Y es que para Pilar Primo de Rivera la reina Isabel era todo un símbolo de grandeza y utilizó su inicial de castellano antiguo, para nombrar su publicación, Y , Revista de las Mujeres Nacionalsindicalistas, publicada entre 1938 y 1945. 


     A la llegada de toda la comitiva a la explanada del Alcázar podían apreciar en la torre del homenaje una gigantesca cruz de madera de unos 20 metros de alta con una gran corona de laurel en la base y en la terraza de las almenas bajas se habían colocado banderas bicolor y de la Falange. Todo ello, era para hacer un homenaje a los caidos en la plaza del Alcázar.

Portada revista Y de la Biblioteca Nacional

      Pilar Primo de Rivera, la secretaria nacional Dora Maqueda, y la jefe provincial de la Sección Femenina Angelita Ridruejo, se situaron frente  al público, en la almena principal del Alcázar.
     Se había instalado un potente servicio de amplificadores para que los discursos pudieran ser escuchados en toda la plaza.

      El acto comenzó con una alocución desde la almena baja izquierda de Agustín Aznar Gerner Seguid vuestra callada labor que España sabrá un día, lo sabe ya, lo que debe a sus mujeres. En la imagen se puede apreciar a un hombre fortachón con traje oscuro de falangista, que será Agustín Aznar ya que como decía Dionisio Ridruejo era un hombre gordo de 120 kilos...


         A continuación el homenaje consistió en la interpretación del Himno de la Falange y Oriamendi con todo el público en silencio con el brazo en posición de saludo. En el periódico dicen:

       La emoción se reflejaba en todos los rostros. en este momento solemne estamos seguros de que en todos los labios había una plegaria por los mejores, por los que cayeron por defender la causa de la España eterna, de la España, una grande y libre.
        
       Terminado el homenaje en la explanada, después en el interior del Alcázar, en el salón del trono, Pilar Primo de Rivera hizo el discurso de apertura del Consejo y Seguidamente, por indicación de las congresistas, el prelado invocó al Espíritu Santo para que ilumine las tareas del Consejo, rezándose las preces de rúbrica y un Padrenuestro.

Foto propiedad del IPCE, Archivo Loty.

     Como podemos ver en 1938 el trono de los Reyes Católicos del Alcázar de Segovia no se encontraba en la misma sala que actualmente, que tiene el techo con un precioso artesonado octogonal mudejar.


       Al día siguiente, el domingo 16 de enero, continuaban todas las actividades del Consejo.
    Las congresistas se reunieron en la Universidad Popular y los profesores del Consejo pronunciaron las primeras lecciones de los distintos temas, abriéndose después debate sobre ellos.

     Suponemos que los profesores del Consejo a los que se refiere, de esos primeros días, eran algunos de los consejeros nacionales, del partido único por decreto Nº 255 de abril de 1937, F.E.T. y de las JONS: Pilar Primo de Rivera, Dionisio Ridruejo y Agustín Aznar. Continúa El Adelantado de Segovia:

      A las cinco y media de la tarde, el consejero nacional Dionisio Ridruejo pronunció un interesante discurso sobre "Nación, Unidad e Imperio". 



      Camaradas del II Consejo Nacional de la Sección Femenina.
      Forzosamente al llegar esta hora tengo que cambiar ante vosotras el tono de la voz, porque no es igual el régimen de nuestras sesiones ordinarias, en las que todos hablamos, que el régimen de esta sesión, en la que a mi me habéis elegido como protagonista.
    Comienzo el curso sobre las ideas nacionalsindicalistas, o doctrina del Movimiento español, que sirve de base al estado actual y tomo como tema primero, anunciado en programa, los primeros puntos iniciales de nuestra doctrina, que se comprenden bajo el título de "NACIÓN, UNIDAD E IMPERIO"...

      Dionisio se refiere, sin duda, al primer epígrafe de los 27 puntos del programa de F.E. de las JONS que se habían realizado en octubre de 1934 antes de que Franco decidiese formar con los requetés el partido único. Poco después, terminada la guerra, en 1940, se publicarán los 26 puntos del Movimiento Nacional, que son los anteriores quitado uno y cambiando alguna palabra.

Detalle procedente de Heráldica Hispánica
Continuará con el resto de los días del Consejo
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
      Esta entrada se la dedico a todos los descendientes de Dionisio Ridruejo que amablemente han cedido el importante archivo de su padre, especialmente a su hijo Dionisio.
       Todo ha sido posible gracias a:
la web cuestadelzarzal.blogia.com, 12 septiembre 2010, Romancero de la Cuesta del Zarzal.
Y Revista de las mujeres Nacionalsindicalistas, Año I, Número 2, marzo 1938 de la Biblioteca Nacional.
Con fuego y con raíces, CASI UNAS MEMORIAS. Dionisio Ridruejo. Edición al cuidado de César Armando Gómez. Editorial Planeta. Barcelona, 1976.
Dionisio Ridruejo, la forja de un demócrataDirigido por Jorge Martínez Reverte. Guión Agustín Tena y Jordi Gracia. Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. Madrid, 2005.
La foto del Archivo Loty, del IPCE, número de inventario 02048_P de la sala del trono del Alcázar de Segovia realizada circa 1930 por Antonio Passaporte. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
la web Heráldica Hispánica. Los XXVI puntos del Estado Español (1940).
El Adelantado de Segovia, sábado 15 de enero de 1938, Año XXXVIII-Número 10592.
El Adelantado de Segovia,  lunes 17 de enero de 1938, Año XXXVIII-Número 10593 de su Hemeroteca.
ABC Sevilla,  domingo 16 de enero de 1938, Año Trigésimo Cuarto, pág 15.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia por su gran disposición para buscar esos detalles tan decisivos para disfrute de todos.
Mi colección de postales, fotos, y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos diecinueve años.

domingo, 14 de mayo de 2017

EL INTERNADO DE DIONISIO RIDRUEJO EN SEGOVIA (1922-1924)

      Dionisio Ridruejo Jiménez nace en El Burgo de Osma (Soria) el 12 de octubre 1912, como él dijo una villa episcopal, excelente repostería y escaso entusiasmo por las artes y las ciencias en su entrevista con Ana G. de Enterría meses antes de fallecer. Hijo de Dioniso Ridruejo Marín (1841-1915) y de Segunda Jiménez Ridruejo (1881-1970), sobrina carnal del marido, cuarenta años más joven que él. Don Dionisio Ridruejo era propietario al menos de dos tiendas de tejidos Casa Ridruejo, la central en el Burgo de Osma y otra en algún otro lugar.

       En 1915 fallece su padre con setenta y cuatro años dejando viuda a Segunda con treinta y cuatro años y cuatro hijos del matrimonio: Eulalia, Ángela, Dionisio y Cristina que tienen entre siete y un añito. A partir de este momento se formará la Sociedad Jiménez Ridruejo y Cía con los tíos de Dionisio y su madre. Con esta sociedad aumentarán el número de sucursales de tejidos en las décadas de 1920 y 1930 instaladas principalmente en localidades de la vieja Castilla. 

     Hacia 1922 Casa Ridruejo instala una sucursal en la calle Juan Bravo Nº 12 de Segovia que se mantuvo cambiando de dueños hasta la década de 1980. El segoviano Esteban Iglesias Serrano y su esposa Gregoria Jiménez Ridruejo serán los propietarios de esta sucursal empadronados en la calle Juan Bravo Nº 4. Ambos, provenían de Burgo de Osma donde habían nacido sus dos hijos mayores, Esteban y Fermín.

      En conclusión, doña Segunda interna a su hijo Dioniso en el curso 1922/1923 en un acreditado centro, que había comenzado dos cursos antes instalado en el palacio segoviano del Marqués de Lozoya, sabiendo que su hermana pequeña Gregoria, recién instalada en Segovia, puede ayudar en cualquier imprevisto de su hijo, que cumplirá el día del Pilar diez años. Los estudios que va a comenzar son los iniciales de la segunda enseñanza para el título de Bachillerato Elemental.


       La entrada al patio del noble palacio circa 1919 con las letras en el suelo del cartel del Diario de Avisos que estaba en el Torreón justo antes de instalar el Colegio de los Hermanos Maristas realizada por Otto Wunderlich.


     Veamos con detalle el reportaje que Francisco Rebollo hace para La Tierra de Segovia el 15 de septiembre de 1920 sobre las instalaciones del Colegio de los Hermanos Maristas con fotos de Tirso Unturbe para comenzar su andadura segoviana.

      Nada más acceder por el gran portón del Torreón de Lozoya nos encontramos con una especie de zaguán. A la izquierda el acceso al patio mostrado anteriormente semi abandonado y a la derecha el acceso a las bodegas del palacio.


      Los dormitorios para los niños internos tenían amplitud y mucha luz. Se encontraban situados alrededor del gran patio interno.


      Como podemos apreciar tres camas con sus sillas, una cómoda y algún reclinatorio con el crucifijo colgado en la pared. Además, el oratorio para los rezos en grupo o individuales.


      Pero también era muy importante para los alumnos internos la alimentación. En particular, el comedor estaba situado en la sala palaciega de la chimenea según vemos en el reportaje.


     Doña Segunda consideró, muy probablemente, en la decisión del internado la asistencia al centro de muchos hijos de la burguesía segoviana de la época. En particular, siendo alumno externo el que posteriormente, como ya mostraremos, uno de sus íntimos amigos segovianos cuya amistad se mantendría durante toda su vida, Francisco de Cáceres Torres nacido en 1911.


      Las instalaciones académicas eran adecuadas con un número de alumnos no muy numeroso y con amplias condiciones de espacio. En el caso de la segunda enseñanza en el curso de 1920/1921 era de 50 alumnos, uno de los hermanos profesores comenta en la entrevista que asisten a las clases del Instituto acompañados siempre de los hermanos y tienen horas de estudio en el colegio bajo la vigilancia de los mismos.


      El adecuado patio de recreo de arena bien cerrado entre la edificación del palacio y la calle del Grabador Espinosa.


      Un anuncio del programa de ferias y fiestas de junio de 1922 es la referencia para el curso que comenzará Dionisio como alumno interno.


       Además, consciente de que realizaría estudios posteriores su madre tendría en cuenta que en la publicidad del colegio en 1920 decía ingresaron todos los presentados a ingreso en el Instituto. Pero incluso para estudios superiores en el propio centro se disponía en junio de 1922 de una academia preparatoria para el ingreso principalmente en la Academia de Artillería.


     Respecto a sus profesores en el colegio de los Hermanos Maristas hemos podido comprobar utilizando el padrón municipal de 1923 que hay doce profesores, seis españoles y seis franceses. de modo que prepararían muy bien el idioma francés. De los profesores españoles, cuatro eran gallegos y dos de León.

      Dionisio en la última etapa de su vida recuerda sus primeras salidas del Burgo de Osma con diez años, a Madrid, Valladolid y Segovia. De sus viajes a Madrid y Valladolid no tiene buenos recuerdos porque en ambos casos fueron para consultas médicas o intervenciones quirúrgicas. Por eso dice:

    Sólo a Segovia viajé verdaderamente. Aquella ciudad pequeña me fascinó y aún me queda su encanto, que luego tuve ocasión de renovar con morosidad.

      La amistad con Francisco de Cáceres Torres debía ser muy grande por la pasión de ambos por la lengua castellana y se acentuaría muy probablemente cuando el propio día de su cumpleaños, el 20 de abril de 1924, Francisco se queda huérfano de madre con trece años, ya que Dionisio conocía bien esa experiencia en sus propias carnes desde nueve años antes. Una de sus primeras poesías dedicadas con nombre propio, fechada en 1930 y publicada en 1935 será a Francisco de Cáceres.

      De nuevo Dionisio en sus Casi unas memorias al recordar sus internados desde 1922 comenta:

      El primero, en Segovia, fue bastante libre y me unió afectivamente a la ciudad que ha sido una de las más decisivas en mi vida, pues volvería a ella, por libre elección, en la primera de las fechas que acabo de anotar.

     Finalmente, después de intensas búsquedas, conseguimos el expediente académico personal de Dioniso Ridruejo en el Instituto que corresponde a los cursos 1922/1923 y 1923/1924.


      En el verano de 1924 Dionisio Ridruejo Jiménez abandonaría Segovia e iría a pasar el verano a Burgo de Osma junto a su madre y sus hermanas recordando agradablemente su residencia palaciega segoviana de juventud.


      Cuando vuelve a Segovia hacia abril de 1933 para residir durante dos años su antiguo internado está ocupado por el colegio de las Madres Concepcionistas debido a que el colegio de los Hermanos Maristas será construido en la calle San Agustín, pero será motivo de otro estudio más relacionado con sus inicios de escritor como ya veremos.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
      Esta entrada se la dedico a todos los descendientes de Dionisio Ridruejo que amablemente han cedido el importante archivo de su padre, especialmente a su hijo Dionisio.
       Todo ha sido posible gracias a:
La Tierra de Segovia, miércoles 9 de septiembre de 1920, Año II-Número 400 del Archivo Municipal de Segovia.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1922 del Archivo Municipal de Segovia.
Con fuego y con raíces, CASI UNAS MEMORIAS. Dionisio Ridruejo. Edición al cuidado de César Armando Gómez. Editorial Planeta. Barcelona, 1976.
Dionisio Ridruejo, la forja de un demócrata. Dirigido por Jorge Martínez Reverte. Guión Agustín Tena y Jordi Gracia. Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. Madrid, 2005.
Los Unturbe fotógrafos de Segovia. Acu Estebaranz. Junta de Castilla y León, Consejería de Educación y Cultura. Valladolid 2000. [¡Gracias Aku! por todo tú trabajo de investigación fotográfica].
El Torreón de Lozoya. Juan de Vera, edición revisada y ampliada por Manuela Villapando. Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia, Obra Social y Cultural. Madrid, 1991.
A todos mis compañeros del Claustro del Instituto Andrés Laguna, en particular a toda su Junta Directiva que me vieron mover y mover los libros de expedientes antiguos archivados.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia por su gran disposición para buscar esos detalles tan decisivos.
Mi colección de postales, fotos, y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos diecinueve años.

sábado, 22 de abril de 2017

LOS ORÍGENES DEL BAR "NEGRESCO" (1937-1947)

       Después de mantener la confitería Yuste y la confitería La Fuencisla durante más de 25 años, los hijos de Julia Yuste deciden renovar el negocio que se había convertido, desde los primeros meses de 1936, básicamente en una licorería. En conmemoración del quinto aniversario de la República, el 14 de abril de 1936, hubo un desfile militar en la plaza de la Constitución y se mantuvo una refriega entre jóvenes comunistas y miembros de la J.A.P. (Juventud de Acción Popular) junto con falangistas, de modo que alguno de ellos acabó refugiándose en la pastelería La Fuencisla donde fue protegido de un linchamiento por las fuerzas de seguridad y posteriormente detenido.

      Poco después comienza la guerra y entonces el encargado del establecimiento era el hermano mayor Juan José, afiliado a la J.A.P. pero siendo alférez de complemento se mantendrá en el ejército y en mayo de 1937 por llevar más de seis meses en el frente es ascendido a teniente de complemento del cuerpo de Infantería.

      Teniendo en cuenta los inconvenientes de la guerra en el negocio, la familia de Julia Yuste en junio de 1937 reforma el edificio de su propiedad de la plaza de la Constitución Nº 25 y en los meses siguientes debieron cambiar la fachada del establecimiento a cómo la conocemos actualmente.

     Para finales del verano de 1937 ya tenían todo preparado, el hermano mayor seguirá en el ejército y el encargado, con 22 años cumplidos, será el hermano menor, Antonio. El martes 14 de septiembre de 1937 en El Adelantado de Segovia publican un original anuncio para la inauguración al día siguiente del bar Negresco a las siete de la tarde.


      Un mes después, el domingo 31 de octubre de 1937, se hace en la plaza mayor de Segovia un homenaje al General Varela. Durante el acto en el Negresco tuvieron la imprudencia de poner el aparato de radio a todo volumen con música de cante jondo lo que provocó algunas alteraciones de orden. Eso conllevó a que tres días después se impuso, por parte del gobernador civil Manuel Pérez Mirete, una multa al bar de dos mil pesetas de la época. El fotógrafo segoviano Jesús Unturbe tomó varias fotos del General hacia 1938.

Foto propiedad de la Filmoteca de Castilla y León

      Por la contribución industrial a partir de 1938 ya no paga como confitería si no como resturant y precisamente por las suscripciones populares publicadas por El Adelantado de Segovia en marzo de 1938 para la construcción de los diez hotelitos de la colonia Varela en la calle del Conde de Sepúlveda sabemos quien era el encargado. En ese momento la suscripción era por colaboración de la Patronal de Hoteles, Cafés, Bares, Restaurantes y similares, constando como encargado del Bar Negresco, Antonio Delgado.

      Según se va acercando el fin de la guerra incivilizada Juan José permanecería en el ejército y se trasladaría a vivir fuera de Segovia. Como el hijo menor estaba terminando el Bachillerato y afiliado a Falange Española desde dos años antes, estaba empleado en la organización interna de la F.E.T. y de las JONS (que era el partido único desde abril de 1937 en la zona nacional), los familiares de Julia Yuste deciden arrendar el establecimiento. En agosto de 1939 la denominación oficial de la plaza de la Constitución de Segovia pasa a ser plaza de Franco, por lo cual en la fachada del bar que todavía se mantiene actualmente, consta negresco y el número 25 de entonces.

     Mediante un contrato de dos años prorrogable alquilan el bajo, el entresuelo y la bodega junto con todos sus enseres y mobiliario a Ángel Bermejo Hernando por un valor anual de unas nueve mil pesetas de la época incluida la contribución industrial. El contrato se firmó para cobrar las mensualidades por adelantado a partir del 22 de junio de 1940 suponemos que aprovechando el comienzo de las primeras fiestas después de la guerra.

     Al mes siguiente y pasadas las fiestas de San Juan y San Pedro, el 18 de julio de 1940 se hace un desfile civil y militar en la plaza Mayor en el cual se montó un gran estrado de madera con tres arcos con la inscripción España Libre y el aguila imperial por delante de la fachada del Ayuntamiento.


     A la derecha del estrado podemos ver el toldo del bar Negresco extendido por el sofocante sol del mes de julio en Segovia, pero lo podemos apreciar mejor cuando desfilaron los falangistas en el mismo acto.


     En todas las fotos del acto no consta fecha, pero tienen el sello de la Jefatura Provincial de Propaganda de Segovia. Precisamente desde el 3 de noviembre de 1939 era Director General de Propaganda, Dionisio Ridruejo Jiménez que en los años treinta estuvo viviendo en Segovia y en 1934 muy relacionado con el SEU y la Federación de Estudiantes Católicos cuyo local de la calle de Capuchinos Nº 7 era el de Acción Popular, la JAP y Falange.


      El primer programa de fiestas pasada la guerra en el que Ángel Bermejo hace publicidad es el de 1941 y el logotipo con su nombre en cursiva y minúsculas con la palabra bar dentro de un círculo oscuro se mantendrá hasta finales de los años sesenta.


    Según pasan los años en la dura posguerra Ángel Bermejo mantendría bien el negocio e iba prorrogando el contrato debido a su amplia terraza junto al Ayuntamiento ya que algunos de los autobuses de la provincia mantenían su salida desde de ese lugar. En la imagen circa 1945 podemos ver la amplia terraza de mesas y sillas que incluso, para alguna celebración puntual, invadía parte de las columnas del Ayuntamiento.


      El negocio se debía mantener muy bien porque en la plaza las terrazas de los restaurantes La Suiza y el Negresco eran las principales seguidas por las de la cafetería del teatro Juan Bravo y el bar Centro.  En el verano de 1946 comenzaba la moda de los helados al corte que en Segovia inroduciría Ilsa (que después se llamaría Ilsa Frigo) y en el Negresco hacían su venta a través de la ventana por la cual los niños no tenían que entrar al bar.


      Como siempre la terraza bien ordenada para los pocos turistas en la época de autarquía y los segovianos que no necesitaban de cartillas de racionamiento.


        El hijo menor de doña Julia con su esposa, celebrando el cumplaños de su hija primogénita en la vivienda de la plaza con algunos primos, la propia doña Julia y tres de los cuatro hijos de Ángel Bermejo Hernando con los cuales mantenían una gran amistad en 1947.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
     Esta entrada se la dedico a todos los descendientes de Antonio Delgado. En especial, a su hija primogénita que aunque vivió sólo hasta los once años en Segovia mantiene un especial cariño por su ciudad de nacimiento y se percibe inmediatamente cuando hablas con ella.
       Todo ha sido posible gracias a:
Las fotos y documentación que Antonio Delgado conservaba hasta papeles anteriores a 1936 y que su hija me facilitó amablemente desde Andalucía para poder desarrollar este estudio de divulgación sobre su querida Segovia.
Las fotos del Archivo Municipal de Segovia que dedujimos realizadas el 18 de julio de 1940.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1941 de mi colección.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1946 del Archivo Municipal de Segovia.
Libros de Matrícula Industrial entre 1935 y 1943 del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
Las fotos depositadas en el Archivo Municipal de Segovia por el amigo Aku Estebaranz.
Jesús Unturbe, fotógrafo pictorialista segoviano. José Manuel Estebaranz. Junta de Castilla y León, Consejería de Cultura y Turismo. Salamanca, 2008.
Proyecto de reforma de la casa número 25 de la plaza de la Constitución del Archivo Municipal de Segovia.
Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, jueves 26 de marzo de 1936.Año XLIX-Número 72.
Boletín Oficial del Estado. Administración: Gobierno Civil de Burgos, lunes 10 de mayo de 1937, Año II-Núm 202.
La iniciación en Segovia del Movimiento Nacional (julio-agosto 1936). Juan de Contreras, marqués de Lozoya. Imp. El Adelantado de Segovia. Segovia, 1938.
El Adelantado de Segovia, lunes 9 de marzo de 1936, Año XXXVI-Número 10023.
El Adelantado de Segovia, martes 14 de abril de 1936, Año XXXVI-Número 10053.
El Adelantado de Segovia, martes 14 de septiembre de 1937, Año XXXVII-Número 10486.
El Adelantado de Segovia, miércoles 3 de noviembre de 1937, Año XXXVII-Núm 10529.
El Adelantado de Segovia, sábado 22 de junio de 1940, Año XL-Núm 11339.
El Adelantado de Segovia, sábado 19 de julio de 1940, Año XL-Núm 11348, de su Hemeroteca.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia por su gran disposición para buscar esos detalles tan decisivos.
Mi colección de postales, fotos, y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos diecinueve años.

sábado, 1 de abril de 2017

CONCURSO PROVINCIAL DE DANZAS, TRAJES, BAILES Y DULZAINAS DE 1926 Y OTTO WUNDERLICH

       El lunes 28 de junio de 1926, a las cinco y media de la tarde en la plaza de Toros de Segovia, se celebró el Concurso provincial de tambores y dulzainas, trajes y bailes del país y comparsas de danzantes, según se anunció públicamente el 7 de junio en El Adelantado de Segovia. Gracias al fotógrafo Otto Wunderlich (1887-1975) noventa años después, podemos recordar espectacularmente el acto y al IPCE del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte por la maravillosa digitalización de las imágenes recientemente para su acceso público.

     El reportaje fotográfico de Wunderlich, que sepamos a día de hoy, se centra principalmente en la presentación del concurso en cuanto a danzantes, trajes y bailes, pero no aparece reflejada la parte musical de competición entre dulzaineros cuyo ganador fue el tío Tocino y todo el acto estuvo culminado con un Baile de Rueda por parte de Agapito Marazuela. Muy probablemente, la causa de esto se debió a la componente del jurado, concejala de Turismo del Ayuntamiento de Segovia, la malagueña María Espinosa de los Monteros y Díaz intentaba promocionar la cultura segoviana fuera de Segovia en sus aspectos más visuales.

      Entre mayo y junio de 1925 la Junta de Turismo del Ayuntamiento de Segovia firmó un acuerdo de compra de fotografías a Wunderlich con la intervención entre otros del concejal Mariano Quintanilla Romero para el desarrollo del turismo y a finales de año hubo dimisión de toda la corporación municipal. Suponemos que María Espinosa, concejala desde enero de 1926 con la nueva corporación, se puso en contacto con Wunderlich para conseguir su asistencia al acto.

Foto propiedad del IPCE

    La primera imagen refleja la espera de cuatro de los ocho danzantes de Fuentepelayo para actuar junto al tamborilero Eloy González Herrero todavía con la boina puesta y las botas. Los danzantes de Fuentepelayo ganaron el segundo premio de 125 pesetas.

      La siguiente imagen nos muestra todo el grupo de Cantalejo con el arco floral para la danza y la inscripción La Danza Cantalejana Saluda a Segovia dirigida por Santiago Matey Gómez, que hace de zorra con una tralla de madera en la mano. Se encuentran con los ocho danzantes, Santiago Matey a la izquierda del ayudante del arco y la pareja de músicos, Francisco Matey Gómez (el tío Francisquillo) y Dionisio Pastor Sacristán de Fuenterrebollo. La Danza Cantalejana ganó el primer premio de 400 pesetas.

Foto propiedad del IPCE

      Después aparece la famosa imagen de cuatro mozas vistiendo su impresionante traje típico de alcaldesas que junto a cuatro de los danzantes de Cantalejo se presentaron a la parte del concurso de Trajes, cuya condición era estar formada por no menos de ochos individuos vestidos con el traje típico, mitad de cada sexo y que estaban representados por Alejandro Arranz Sanz. Tras ellas, vemos a los danzantes de Fuentepelayo en posición y a Eloy González Herrero de espaldas que ya se ha quitado la boina, pero con sus botas.

Foto propiedad del IPCE

      Otra imagen nos confirma seis de los ocho miembros de la comarca de Cantalejo que ganaron el primer premio de 200 pesetas en la modalidad de Trajes Grupos.

Foto propiedad del IPCE

     El Jurado del concurso estaba formado por un presidente Francisco Javier Cabello Dodero, comisario regio de Bellas Artes y seis vocales: la concejal del Ayto. de Segovia María Espinosa de los Monteros y Díaz, el diputado provincial por Santa Mª de Nieva Alfredo Bobillo González, el director del Museo Provincial José Rodao Hernández, el profesor de música de la Escuela de Artes y Oficios Luis Casares Miguel, el director de la Banda de la Academia de Artillería Constancio Maldonado Rojo y el periodista músico Julían Pérez del Barrio.   

      En el reporteje fotográfico después nos muestra varios concursantes de Trajes en la modalidad de parejas. Dos fotos con los concursantes de más edad. Una en primer plano.

Foto propiedad del IPCE

     Y otra en panorámica en el centro del coso segoviano destacando los dobleces del mandil de la mujer sacado hace poco tiempo del arcón.

Foto propiedad del IPCE

     El mismo hombre, con el mismo traje, aparece también como pareja en otras tres imágenes junto con una mocita que muy probablemente era su nieta. Según la segunda base del concurso era condición indispensable '...que cuantos en él tomen parte, sean residentes en esta provincia o mayores de diez y seis años y menores de cincuenta, cuyas circunstancias se justificarán con un volante de la respectiva alcaldía.' Aparentemente, en este caso estamos al límite de la edad permitida en ambos casos.

Foto propiedad del IPCE

     Wunderlich toma dos instantáneas con diferentes poses. Una en la que el hombre tiene puesta la chaquetilla y otra poco después en la que se pone la chaquetilla al hombro.

Foto propiedad del IPCE

      Con mucha sombra en el coso vuelve a tomar una instantánea y ya ha dejado la chaquetilla muy probablemente a la mujer mayor que le acompañaba al principio.

Foto propiedad del IPCE

     El premio de 100 pesetas de Trajes modalidad parejas se concedió a María de Andrés, de Hontoria que muy probablemente sea la mocita con una impresionante montera acompañada por el hombre mayor.

     Además el IPCE dispone de dos fotos referentes al concurso de Bailes del País. Una de ellas con una pareja bailando una jota.

Foto propiedad del IPCE

     Y la otra la misma pareja de baile con los músicos de Fuentepelayo, ya que era condición necesaria, que los que se presentaban al concurso de dulzainas y tambores, debían interpretar la música si las parejas de baile no tenían acompañantes propios. Como podemos comprobar Eloy al tamboril va con las botas y su hermano Ricardo González Herrero está tocando una jota.

Foto propiedad del IPCE

     El primer premio de Baile del país de 100 pesetas fue para Emilia de Diego procedente de Hontalbilla y Ángel Rico de Sanchonuño. Además se dio un accésit de 100 pesetas a Jacinta Gómez y Juan Díez de Hontanares.

      Es muy probable que se hicieran fotos del concurso de Dulzainas y tambores, pero no hemos conseguido encontrarlas actualmente. El concurso debía estar formado por parejas de dulzainero acompañado por tambor o caja redoblante que mejor ejecutase el siguiente programa: Primero, Pasodoble de entrada; Segundo, Rebolada o entradilla y Tercero, Pieza de libre elección,

       Los premiados en esta modalidad de dulzaina y tamboril fueron:
Primer premio de 100 pesetas Paulino Gómez Llorente y Mariano Llorente Gómez, de Abades.
Segundo premio de 50 pesetas Ricardo González Herrero y Eloy González Herrero, de Fuentepelayo.
Accésit de 50 pesetas Francisco Matey Gómez y Dionisio Pastor Sacristán, de Cantalejo.
     
     Algunas fotos de este acto segoviano de las fiestas de San Juan y San Pedro, Otto Wunderlich las pudo rentabilizar publicándose posteriormente en la revista Estampa. En el Nº 6 del martes 7 de febrero de 1928, poco después de comenzar el semanario ilustrado, apareció la foto de las cuatro alcaldesas de la comarca de Cantalejo que los editores aprovecharían para hacerlo en época de Santa Águeda.


     También, en el Nº 191 del sábado 5 de septiembre de 1931 apareció la foto del concurso de trajes en parejas aunque no conste explícita la autoría de Wunderlich en el semanario.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
     Esta entrada se la dedico a los amigos Félix Contreras y Carlos Porro con los cuales suelo comentar desde hace varios años fotos y documentos relacionados con la etnografía segoviana.
        Todo ha sido posible gracias a:
La fototeca del Instituto del Patrimonio Cultural de España del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte cuyo Archivo Wunderlich está a disposición del público.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1926 del Archivo Municipal de Segovia.
Censo Electoral de la provincia de Segovia de 1924 de la Biblioteca Digital de Castilla y León.
Estampa, martes 7 de febrero de 1928, Madrid, Año 1-Núm. 6 de mi colección.
Estampa, sábado 5 de septiembre de 1931, Madrid, Año 4-Núm. 191 de mi colección.
El Adelantado de Segovia, lunes 7 de junio de 1926, Año XXVI-Núm. 5215.
El Adelantado de Segovia, miércoles 16 de junio de 1926, Año XXVI-Núm. 5222.
El Adelantado de Segovia, martes 29 de junio 1926, Año XXVI-Núm. 5232 de su Hemeroteca.
Dulzaineros, música y costumbres populares en tierras segovianas. Isidoro Tejero Cobos, editado por la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia. Madrid, 1990.
Etnografía de la imagen en Segovia. La colección del padre Benito de Frutos. Carlos Porro Fernández. Colección Becas de Investigación. Instituto de la Cultura Tradicional Segoviana "Manuel González Herrero". Segovia. 2015.
Repertorio Segoviano para Dulzaina. Tonadas y bailes recogidos por Manuel García Matos en 1951, Bernardos, Abades y Nava de la Asunción. Carlos A. Porro, editado por los autores. Palencia, 2012.
El apoyo en la divulgación sobre la Segovia etnográfica y aliento continuo de Fuencisla, Félix, Carlos, Pablo y Rodrigo.
Mi colección de postales, fotos, y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos diecinueve años.