viernes, 11 de septiembre de 2015

EL FRONTÓN DEL PUENTE DEL VERDUGO DE SEGOVIA (1893-1914)

    Hacia 1884 Santiago Gómez Canto y su esposa María González Moyano se empadronan en Segovia procedentes de Santiuste de San Juan Bautista. Han tenido seis hijos nacidos en Santiuste, de modo que nada más llegar a Segovia la unidad familiar estaría formada por Avelina (veintiún  años), Silverio (dieciseis años), Modesta (trece años), Siro (once años), Maximino (ocho años) y Silveria (seis años). A partir de 1893 el matrimonio se va a encargar de la taberna de la calle de los Coches y el frontón adosado que se acaba de construir en la calle del puente del Verdugo, junto al puente del mismo nombre.

     A finales del siglo XIX parece que había gran afición al juego de pelota a mano en Segovia e incluso recordemos que se jugaba aprovechando las torres de las iglesias, como comprobamos en la de San Esteban. Cuando Santiago Gómez Canto y su esposa llevan unos cinco años en Segovia, muy probablemente Leandro Campillo Díez (de Peñaranda, Salamanca), encarga la construcción de un frontón pegado a la taberna. Esta construcción nos la confirma Pedro Hernández Useros en la p. 325 de su guía de Segovia de 1889:

    Juegos de Pelota.- En el barrio de San Millán, calle sin nombre, hay uno muy bueno, y otro se halla próximo á terminarse cerca del puente del Verdugo. Las condiciones y tarifas que en éste han de establecerse no las conocemos; en el otro cuesta á los jugadores, sea cualquiera su número, quince céntimos de peseta cada partido de diez y ocho tantos.

     Desde la torre de la Catedral podemos ver los arrabales de San Clemente, Santa Eulalia y parte del de San Millán hacia 1890.


     Pero si observamos con detalle la zona del puente del Verdugo vamos a ver claramente la única casa que se encuentra en la calle de los Coches, pegada a ella la pared lateral del frontón y a continuación la pared principal en la calle del Puente del Verdugo. A su lado la valla con una puerta típica de huerta y a cinco metros cruzando la calle, el puente del Verdugo.


      Para aclarar las pocas edificaciones y muchas huertas que había en la zona, nos situamos en el preciso mapa del arquitecto municipal Joaquín Odriozola de 1901 y en él marcamos la situación del frontón y la única casa que nos indica el padrón municipal de 1901. En el Nº 2 de la calle de los Coches, parroquia de San Clemente, viven Santiago Gómez (de Paradinas), su esposa María González (de Santiuste de S. Juan Bautista) y sus hijos pequeños, Maximino y Silveria, porque sus hijos mayores ya se han independizado.


     Avelina Gómez González nacida en 1863 se casaría y se independiza de la casa familiar,

     Modesta Gómez González se casa hacia 1893 con Pablo López Sastre que tenía una carpintería en Escultor Marinas 3, donde tenían la vivienda. Todavía en la actualidad, podemos ver desde la iglesia de San Millán sus iniciales P L con tejas ennegrecidas en el tejado y en la otra cara la palabra CARPINTERÍA, pero ahora se llama calle de Hermanos Barral.

Foto de Josep Salvany propiedad de la Biblioteca de Catalunya
 
    Siro Gómez González tenía un comercio de venta de harinas al por menor en Cañuelos y después regentó un almacén de vinos al por mayor en la Plaza del Salvador, que después tuvieron sus herederos.

    Maximino Gómez González desde 1898, ya tiene instalada La Negrita, su tienda de Comestibles y Ultramarinos en la calle del Puente de Muerte y Vida Nº 7, como vemos en un anuncio de junio de 1899, pero poco después será el Nº 5. Actualmente, su nieto mantiene el establecimiento en el Nº 1 de la misma calle.


    Poco después, hacia 1903, Santiago Gómez Canto, fallece y regenta la taberna con el frontón, su viuda María González Moyano como podemos comprobar por un anuario de comercio de 1905.


     En esos mismos años, la hija pequeña, Silveria Gómez González se ha casado con Claudio Lobo Martín (de Muñoveros) y nacen sus hijos mayores Santiago (suponemos en recuerdo de su abuelo) y María. Al menos desde 1908, la contribución industrial de la taberna está a nombre de Claudio Lobo y algunos años después, hacia  1914, también el frontón.

    Durante todos estos años iniciales aunque no tenía nombre propio concreto se habla en los periódicos del Frontón del Puente del Verdugo.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Esta entrada se la dedico a todos los aficionados a la pelota que conocieron ese frontón que se derribó a finales de los años cincuenta.
     Todo ha sido posible gracias a:
Apuntes para una guía de Segovia y su provincia de Pedro Hernández Useros, Imprenta Provincial. Segovia, mayo de 1889 del Archivo Municipal de Segovia.
EL SEGOVIANO, Programa de festejos y Guía de Segovia en 1899. Confeccionada por Ciriaco Ramírez Fernández, Tipógrafo, Año IV, Valladolid: Imp. de Juan R. Hernando del Archivo Municipal de Segovia.
Anuario del Comercio (Bailly-Bailliere) 1905 Tomo II Granada a Zaragoza (Aranceles-Anuncios-Índices).
Guía y Plano de Segovia de Félix Gila y Fidalgo. Segovia 1906. Edición facsímil por la Editorial Maxtor. Valladolid 2010.
Fondo fotográfico Salvany, imágenes de Josep Salvany i Blanch de Segovia de 1915, de la Biblioteca de Catalunya.
Padrones Municipales entre 1890 y 1901 del Archivo Municipal de Segovia.
Libros de Matrícula de Contribución Industrial  de 1905, 1906 y 1908 del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
Mi colección de postales, fotos y libros antiguos sobre Segovia recopilados en los últimos diecisiete años.

2 comentarios:

Elena garcia gil dijo...

Yo vivi en Fernández Jimenez 9, luego 13 y actual 15 y siempre hoy que el solar de enfrente de mi casa era el frontón, actual edificio Fernández Jimenez 20 con vuelta a C/Coches. Incluso creo recordar restos de una pared verde.
Muchas gracias por esta entrada.
Elena García Gil

PEDRO LUIS PEÑAS dijo...

Hola Elena, en frente justo del actual Nº 15 estaba el almacén de Modesto Gil que publiqué en la entrada sobre la calle de los Coches. De todas formas, en la entrada que continúa verás exactamente lo que digo, porque se ven ambos. El frontón se derribaría para construir el edificio del Nº 15 sobre 1959, porque el proyecto tiene fecha de 1958 y en cambio el almacén de Modesto Gil se derribó sobre 1970. Saludos, PEDRO.