viernes, 8 de julio de 2016

LA FUENCISLA, librería religiosa en Segovia (1932-1992) de Segundo Hernangómez

      Continuamos con la entrada anterior sobre la librería religiosa LA FUENCISLA, con su propietario desde 1932 hasta su fallecimiento en 1992, Segundo Hernangómez Perlado.

     En 1932 empezó pagando la contribución industrial Moisés Nuño y se tacha porque durante ese año se lo ha traspasado a su empleado Segundo Hernangómez, que cuenta entonces con unos 29 años. En plena II República mantiene los contactos con las librerías del ramo de la capital.


     Nada más empezar, o incluso antes, ya venderían en la librería El Firmamento, el famoso calendario zaragozano para cada año en cuestión, libros religiosos y vidas de santos, además de los correspondientes objetos de escritorio y dibujo como nos indica la publicidad de febrero de 1933. En esta década de 1930 consideramos que las tarjetas postales que tenían a la venta en la librería eran principalmente la edición de Nuño de bajo precio en tono azul de las que hablábamos en la primera parte. Muchas de esas imágenes estaban realizadas circa 1928 como es la que mostramos a continuación, en la cual la alineación producida en ese tramo de la calle Cervantes es de 1929 y transformará los edificios salientes que se ven a la izquierda.


      La librería, como ya sabemos, permanecía desde 1923, en el Nº 58 de la calle Juan Bravo, es decir en la esquina junto a la plaza del Platero Oquendo, con su gran portada de madera que se mantenía desde principios de siglo o antes.

     Sin embargo, llega la guerra y las ventas disminuirían notablemente. El calendario zaragozano debía tener dificultades para enviarse a las diferentes ciudades desde Madrid y se aprovecha su popularidad haciendo ediciones en otros lugares con diferentes nombres El Porvenir, pero siempre con el obligado texto de ¡Arriba España! en la zona nacional.


     Finalizada la guerra, empieza la posguerra y las cartillas de racionamiento durante toda la década de 1940.


    Segundo Hernangómez mantiene la comunicación con las mismas editoriales de la época republicana como podemos comprobar en abril de 1941 y además añade juguetes en su librería. Justo en ese año hace publicidad en el programa de fiestas de San Juan y San Pedro.


     Una parte de librería religiosa era la edición por encargo de recordatorios de primera comunión con auténtico sentido segoviano con la patrona.


     Muy probablemente de las estampas que se venderían durante la década de 1940 y posteriores sería la realizada por el fotógrafo segoviano Jesús Unturbe.

   
      El tiempo pasa, pero la librería La Fuencisla se mantenía con su portada de madera y siempre a la venta el calendario zaragozano que tenía mucha aceptación por parte de los labradores por su predicción meteorológica. Los turistas extranjeros junto con la población segoviana llenaban, como siempre, la calle real en la década de 1950 aunque hubiese tráfico rodado.


    Durante toda la década de 1950 algunos establecimientos iban renovando las portadas de madera como Casa Cabrero y así lo podemos comprobar en una imagen circa 1958, pero La Fuencisla se mantenía igual desde primeros de siglo. Podemos ver que todavía están las astas de las banderas en los balcones de la Casa de los Picos debido a que allí se encontraba desde la posguerra la Delegación Provincial Sindical que después se trasladará a la avenida de Fernández Ladreda en cuanto se terminó el edificio de 'Sindicatos'.


   Sigue pasando el tiempo y llega la década de 1960. Comienzan algunos grandes cambios en España, la afluencia de turistas con sus cámaras fotográficas en color, pero el calendario zaragozano se mantenía. En la numeración de la calle Juan Bravo ya podemos asegurar que la librería está en esa década en el Nº 44, ya que el Bar Castilla tenía el Nº 58.


     En la década de 1970 prácticamente están construidos todos los edificios de la avenida Fernández Ladreda y la celebración del Bimilenario del Acueducto en 1974 marca un hito en el Ministerio de Información y Turismo que entre 1976 y 1977 dirigirá un ministro segoviano Andrés Reguera Guajardo (1930-2000).


     En los años setenta mantenía su edición de recordatorios religiosos como éste de defunción de 1972 como podemos comprobar.


      Durante toda la actividad de Segundo Hernangómez en su librería religiosa, en la cual trabajó más de sesenta años, despachaba con gran amabilidad a sus clientes, según me han comentado varias personas, pero su portada de madera se mantuvo como vemos en una fotografía cedida amablemente por el Museo Rodera Robles circa 1980.


      En los años ochenta y principios de los noventa, antes de cerrar, todavía se podía comprar allí el calendario zaragozano El Firmamento para toda España de cada año en curso, pero el 20 de marzo de 1992 nuestro protagonista Jesús Hernangómez Perlado fallecía con ochenta y nueve años habiendo dedicado a su librería religiosa más de sesenta.


PEDRO LUIS PEÑAS
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
      Esta entrada está dedicada a tod@s l@s descendientes del último propietario de la librería que pueden ver algún objeto relacionado en la última exposición del Museo Rodera Robles sobre la Virgen de La Fuencisla.
      Todo ha sido posible gracias a :
La aportación de diferentes objetos de la gran colección de Juan Pedro Velasco y las grandes discusiones que ambos mantenemos sobre la Segovia antigua.
El Adelantado de Segovia diario del viernes 20 de marzo de 1992. Año XCII,  Número 28045 de la hemeroteca de eladelantado.com.
Feria y Fiestas 1941 Segovia Programa oficial. Librería Herranz, Imprenta.
Libros de la Contribución Industrial de 1931 y 1932 del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
Algunas anécdotas, personajes y establecimientos del corazón de Segovia a mediados del siglo XX. Félix S. de la Fuente Contreras. Editado por el autor. Segovia, 2004.
La inestimable ayuda de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia que tantos documentos les hacemos mover una y otra vez.
Mi colección de fotos, postales y libros antiguos de Segovia conseguida en los últimos dieciocho años.

viernes, 1 de julio de 2016

LA FUENCISLA, librería religiosa en Segovia (1919-1932) de Moisés Nuño

      LA FUENCISLA era una papelería librería que se centraba principalmente en el tema religioso. Estaba en la calle Juan Bravo junto a la plaza del Platero Oquendo y tuvo una vida de más de setenta años. 

     El fundador de la nueva librería religiosa fue el segoviano Moisés Nuño Berzal, cuando tenía unos 28 años, en octubre de 1919, en la calle Juan Bravo Nº 62.


    Como podemos comprobar se publicita como nueva, porque en Segovia ya había dos de ese tipo establecidas en la plaza Mayor: La Concepción, fundada hacia 1889 y El Carmen fundada en 1914. Se centra en el tema religioso: libros litúrgicos, estampas, rosarios... pero con el aliciente de ser un centro de suscripción de periódicos y revistas católicas (como por ejemplo, la popular La Hormiga de Oro).

     Para aclarar la situación inicial vamos a utilizar un detalle de una foto estereoscópica del médico barcelonés, aficionado a la fotografía, Josep Salvany y Blanch (1866-1929) datada en 1915.

Fotografía propiedad del Fondo fotográfico Salvany de la Biblioteca de Catalunya 
   
       A la derecha de la imagen podemos ver la completa portada de madera de una mercería que era el Nº 58, donde se lee J. Ayuso, después la gorrería La Fama el Nº 60 y justo a continuación es donde empezó. Allí se mantendrá poco más de tres años, pero comienza a ampliar las ventas con las tarjetas postales, bisutería y juguetes como podemos comprobar por anuncio de 1922.


      Hacia 1923 la librería se traslada al Nº 58, dos números más arriba justo haciendo esquina con la plaza del Platero Oquendo manteniendo toda la portada anterior que continuaría hasta el final de sus días con color granate oscuro y que muchos de nosotros llegamos a ver ya con el Nº 44 de Juan Bravo.


    En octubre de 1923 podemos confirmar totalmente la situación de la librería con un anuncio de publicidad de la venta de libros al inicio del curso escolar en El Adelantado de Segovia.


     Las comunicaciones con las editoriales de tema religioso de Madrid y Barcelona eran continuas. Para ello, vemos una tarjeta entero postal de Alfonso XIII de 1926 con su sello de identidad inicial.


     A partir de 1927 el turismo empieza a llegar de forma continua en verano a Segovia y Moisés Nuño es consciente del negocio. Hacia 1931 hace una edición propia de dos bloc de veinte tarjetas postales de la editora madrileña Grafos que comercializará en su librería a bajo precio y con imágenes de baja calidad.


     Pensamos que Moisés Nuño hizo tan solo dos bloc de este tipo que se corresponden con las primeras cuarenta postales azules de la editora de Madrid. Como no podía ser de otra manera una de las imágenes utilizadas es la casa del Conde Alpuente, (Teniente General Francisco Javier Azpiroz y Jalón) justo al lado de la librería, que corresponde al nº 30 de la segunda serie de las que editó.


    Pero en 1932 traspasa el establecimiento de Juan Bravo a su empleado en la tienda Segundo Hernangómez según hemos podido comprobar en la contribución industrial y sabemos que él se había trasladado al edificio de la terraza de Santa Columba que estaba recién construido desde el verano de 1931, poniendo en los carteles LA FUENCISLA CASA NUÑO, si nos fijamos bien.


    Sin embargo, allí no se mantendrá mucho tiempo porque en ese local hemos visto anuncios de Auto Industrias en abril de 1932. En ese momento, muy probablemente, vendía algunas tarjetas postales con gran calidad de las imágenes que había editado en los bloc citados. En particular, este detalle correspondel al nº 5 de la serie y será una imagen circa 1928.


     Por anuncio de 1933 sabemos que ha cambiado de negocio y se centra en la popular zapatería LA GLORIA que debía haber tomado a Galo Barrio en la calle Cervantes Nº 36. Suponemos que su edición de postales se seguía vendiendo por parte de la librería La Fuencisla de la calle Juan Bravo con su nuevo propietario.

      Es curioso reseñar que Moisés Nuño Berzal debía ser un hombre caritativo por naturaleza y así aparecía su nombre en listas de donativos en El Adelantado de Segovia, desde juguetes para los niños del Hospicio en 1925 o en plena guerra civil en 1937 que hacía grandes donaciones para beneficencia. El 10 de diciembre de 1942 fallecía soltero con tan solo 51 años de edad.

PEDRO LUIS PEÑAS
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
     Esta entrada está dedicada a todos los segovian@s que puedan recordar la librería y pueden ver algún objeto en la última exposición del Museo Rodera Robles sobre la Virgen de La Fuencisla hasta diciembre, con motivo de los cien años de su coronación canónica.
      Todo ha sido posible gracias a :
La aportación de diferentes objetos de la gran colección de Juan Pedro Velasco y las grandes discusiones que ambos mantenemos sobre la Segovia antigua.
El Adelantado de Segovia diario del viernes 24 de octubre de 1919. Año XIX. Núm 3321 de la hemeroteca de eladelantado.com.
El Adelantado de Segovia diario del lunes 1 de octubre de 1923. Año XXIII. Núm. 4340 del Archivo Municipal de Segovia.
La Tierra de Segovia diario del viernes 24 de octubre de 1919. Año I, Número 138 de la hemeroteca de la Biblioteca Nacional.
Programa de fiestas de 1922 EL SEGOVIANO editada por Ciriaco Ramírez Fernández.
Libros de la Contribución Industrial de 1931 y 1932 del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
Algunas anécdotas, personajes y establecimientos del corazón de Segovia a mediados del siglo XX. Félix S. de la Fuente Contreras. Editado por el autor. Segovia, 2004.
La inestimable ayuda de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia que tantos documentos les hacemos mover una y otra vez.
Mi colección de fotos, postales y libros antiguos de Segovia conseguida en los últimos dieciocho años.