domingo, 30 de octubre de 2016

EL MERCADO DE LOS HUERTOS DE SEGOVIA (1940-1948)

     El mercado de los Huertos se enmarca en una decisión municipal, en firme, de construir dos mercados de zona hacia 1939 acabada la guerra civil. Uno fuera del centro histórico, en Puente de Muerte y Vida y otro en la zona de Los Huertos. En el caso de Los Huertos, el Ayuntamiento tuvo que llegar al acuerdo de compra con propietarios de casas situadas en calle Árias Dávila Nº 4, plaza de Los Huertos Nº 1 y Cronista Ildefonso Rodríguez Nº 2 entre mayo y junio de 1940.

     En la imagen circa de 1934 podemos ver varias de las casas que tendría que comprar el Ayuntamiento, en las cuales se llegó al acuerdo económico y no hubo que hacer expediente de expropiación forzosa. A la derecha, observamos el antiguo edificio del Banco de España, que se modificaría con otro terminado en 1952 . 


     El arquitecto municipal Manuel Pagola (1892-1943) finaliza la elaboración del proyecto del mercado de Los Huertos en noviembre de 1940. En este proyecto, tan bien realizado, podemos ver la planta de distribución en la que hemos señalado la numeración de los veintidós puestos asignados inicialmente, que tenían una anchura de 2,50 metros.


       A la derecha se encontraba la puerta principal de vehículos en forma de chaflán en la propia plaza de Los Huertos, junto con dos puertas laterales. Pagola en la memoria especifica:

       Este acceso principal se compone de un ingreso para vehículos de tres metros de ancho y dos para peatones de metro y medio de anchos. A ambos lados de este acceso principal se encuentran los pabellones en los que se disponen las dependencias de guarda, administración, fielato, veterinario y sanitarias, formando dos cuerpos sensiblemente simétricos a ambos lados.


      En las hornacinas de las puertas laterales se ven dos jarrones y encima de la principal un mural decorativo de azulejos de Zuloaga con la inscripción Mercado de los Huertos. Pagola en la memoria dice "Los detalles decorativos de cerámica serán de cerámica artística fabricada por la firma Zuloaga", y además aclara:

       La base de composición general en planta es la de dos alas de edificio que se encuentran en el chaflán de acceso principal quedando entre ellas y el lindero de la Escuela de Artes y Oficios el gran patio de circulación y distribución. En este patio y en sitio estratégicamente dispuesto se sitúa la fuente de abastecimiento general de varios caños, que cumple a un tiempo su finalidad práctica y decorativa.
       La circulación de vehículos y aún la de peatones se dispone con otra puerta de salida orientada a la calle del cronista D. Ildefonso Rodríguez.


      Como vemos en el proyecto están dibujados unos murales, (paneaux) que dice en la memoria, que en particular corresponderían a los puestos 13 y 14 de la numeración inicial. Estos murales cerámicos también serían del taller de la firma Zuloaga.

     Otra parte de interés que queremos resaltar es la fachada correspondiente a la calle de Árias Dávila, en cuya parte final, después de su derribo en 1949, se construyó hacia 1959 la Casa de Socorro.


     Para terminar con la muestra del proyecto presentamos la sección que correspondía a la parte interior junto con las dependencias sanitarias, que estaban en la parte izquierda al entrar por la puerta principal.


     En el año 1941 se aprueba el presupuesto proyectado a fecha 16 de julio y en agosto se saca a subasta adjudicándose definitivamente al constructor y aparejador Moisés López Gómez en septiembre de 1941. En enero de 1942 se hace extensión del contrato para ejecución de las obras, pero no dieron comienzo hasta el 20 de julio de 1942, suponemos con el derribo de las casas compradas para poder realizar el proyecto.


     A finales de 1942 Pagola se pone enfermo y las obras de construcción poco a poco se van realizando. El 24 de  abril de 1943 fallece Pagola y poco después, hacia julio, es nombrado Francisco Fernández-Vega y del Río nuevo arquitecto municipal. Él continuará con el cumplimiento del proyecto de Pagola y las obras de construcción finalizarán hacia el 19 de julio de 1944. La construcción final es prácticamente igual al proyecto, pero como veremos apenas duró cinco años.


     El viernes 21 de julio de 1944 el alcalde Andrés Reguera Antón hace un anuncio convocando a los industriales que lo habían solicitado a que se presenten, el lunes 24 a las doce de la mañana, al objeto de proceder a la distribución de los puestos, pero finalmente se hace el sorteo y se notifica, el 28 de julio de 1944. En el sorteo celebrado el día anterior y con las solicitudes admitidas días después se asignaron veintiuno de los veintidós puestos: Carnes: Eulalia Rincón, Santiago Moreno, Andrés Holgueras, Marcos Pérez, Paulino García; Comestibles: Máximo Nieto; Frutas y Verduras: Agapito Sastre, Nicolás de la Cruz, Eleuterio Mateo, Juana Segovia, Sabino Álvarez y Vicenta Martín; Huevos: Roque Blanco (además Pollos), Fuencisla Martín (además Verduras); Pescados: José Benito, Longinos Estaire, Jacinto Plaza, Juan Llorente; Salchichas: Eulogio Herrero.

    La imagen realizada circa 1948 se ajusta muy bien a un jueves de mercado detallando la parte interior del ala de pabellones que estaba en la calle del Cronista Ildefonso Rodríguez.


    En la imagen hemos señalado la parte correspondiente a la acera cubierta de los puestos que terminaba en una entrada con arco y por encima, decorada con un poyete con esfera como hemos visto en el proyecto. Por encima, se ve el tejadillo que había en las puertas de entrada y justo debajo estaría la puerta peatonal de la derecha de la entrada, con dos curiosos medallones con el Acueducto.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
     Esta entrada se la dedico en homenaje a todas las personas que trabajaron en el mercado de Los Huertos en los duros años de posguerra.
       Todo ha sido posible gracias a:
Proyecto de Construcción de mercado de los Huertos de S. Manuel Pagola Bireben de noviembre de 1940 del Archivo Municipal de Segovia.
Enajenación de solar en los Huertos para C.T.N.E. (1948-1950) del Archivo Municipal de Segovia.
Expediente de revisión de precios del proyecto para la construcción de un mercado denominado de los Huertos (1950) del Archivo Municipal de Segovia.
Expediente sobre derribo de parte del mercado de los Huertos para construir la Telefónica (1949) del Archivo Municipal de Segovia.
Le Patriote Ilustré. Visité de Segovie une des Villes Musees D'Espagne, Cinquantiéme Anne Nº 50, 16 décembre 1934. Bruxelles.
Silvestre Manuel Pagola, Arquitecto de Miguel Ángel Chaves Martín y Alberto García Gil. Editado por la demarcación de Segovia del Colegio Oficial de Castilla y León. Segovia 1997.
Silhouettes Espagnoles, Segovie de Robert Gillon. Éditions Willy Balasse. Bruxelles 1949.
El Adelantado de Segovia del sábado 22 de julio de 1944, Año XLIV-Núm. 13601.
El Adelantado de Segovia del miércoles 26 de julio de 1944, Año XLIV-Núm 13604.
Libros de Matrícula de Contribución Industrial de 1944 y 1945 del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
El apoyo a la divulgación sobre Segovia y continuo aliento de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia para disfrutar de la Segovia pasada.
Mi colección de postales, fotos y libros antiguos de Segovia recopilada en los últimos dieciocho años.  

sábado, 15 de octubre de 2016

LA VIRGEN DEL ACUEDUCTO Y SU FAROL, (2ª Parte)

    Continuamos con la entrada anterior, teniendo en cuenta el éxito precedente. De momento, sólo hemos encontrado como fuente escrita la memoria del arquitecto Alzaga para aclarar que había un farol.

      La hipótesis gráfica que planteamos de cómo estaba la disposición del farol junto a la Virgen, muy probablemente hacia 1800, la queremos justificar razonadamente.


     Si suponemos que la función del tejadillo fuera la de proteger el farolillo de las inclemencias del tiempo y que su luz se mantuviese, consideramos que sobresaldría algo más que lo que las marcas en la piedra nos parecen indicar. Interpretamos que la estructura que forman las barras C y D sirven para sustentar el peso del tejadillo, que de lo contrario, sólo se apoyaría de manera inestable en la barra grande superior. Todo ello nos lleva a considerar añadir unas barras verticales A engarzadas en las barras D.

      Así, el farolillo estaría sujeto por su parte superior a la barra central y por abajo, engarzado a la barra oblícua B que conecta la barra superior de gran diámetro con la C. Esa situación del farol parece la más adecuada para dejar bien visible, desde el Azoguejo, el grupo escultórico que mide aproximadamente 1,85 m de alto ya que la hornacina tiene una altura de 2,10 m.

      Respecto a la estructura E parece que en la parte superior tendría una especie de cavidad auxiliar para el encendido del farol y a su vez, las barras casi perpendiculares a las piedras harían de peldaños en una especie de escalera para apoyarse en el encendido. Algunas de estas hipótesis se podrían comprobar si supiésemos dónde se encuentran actualmente las dos piezas de la armadura que se retiraron en las restauraciones entre 1970 y 1972.

    Posteriormente estuvimos buscando todos los posibles grabados originales realizados entre 1780 y 1850 con la gran colección del amigo Juan Francisco Sáez y sólo encontramos una referencia al tejadillo en el grabado que aparece del libro de Alexandre de Laborde (1773-1842), que se editó entre 1806 y 1812, con el título PERSPECTIVA del AQUEDUCTO de SEGOVIA.


    Al hacer un aumento de los arcos centrales superiores comprobamos que en el grabado no detalla el sotobanco entre los cuatro arcos centrales del Azoguejo, pero sí quiere reflejar intencionadamente el tejadillo, quedando cubierto el farol.


     Como siempre los grabados son figurados y no se suelen ajustar completamente a la realidad, pero suponiendo cierto el aspecto que edita Laborde reconstruimos la hipótesis gráfica con un tejado a tres aguas manteniendo presente el razonamiento inicial con la necesidad de las barras verticales A.


    Pensamos que el tejadillo se quitaría antes de 1819 ya que Andrés Gómez de Somorrostro no hace mención alguna cuando estuvo trabajando en su famoso libro publicado en 1820. En cuanto a su instalación, pensamos que posiblemente sería en el siglo XVIII o finales del XVII.

    Cuando estuvimos hablando con Juan Francisco Sáez nos facilitó una imagen todavía más antigua de una acuarela atribuida a Francois Ligier de principios del siglo XIX. En ella, todavía se mantienen las casas que había a un par de metros del Acueducto en el Azoguejo continuando por la calle del Angelete (actual Teodosio el Grande).


     Al hacer un aumento de la parte de los arcos del sotobanco el artista, aunque no lo detalla, pensamos que quiere reflejar el tejadillo desde su perspectiva.


    Para terminar, por lo investigado hasta ahora, resumimos en forma gráfica la disposición desde hace doscientos años de lo que, según Alzaga, se llamó el farol de la Virgen.


PEDRO LUIS PEÑAS
JOSÉ GÓMEZ APARICIO
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
      Esta entrada se la dedicamos a todos los segovianos y segovianas interesados por su Patrimonio Arquitectónico.
       Todo ha sido posible gracias a:
Memoria Descripitiva del Puente Acueducto de la ciudad de Segovia por el arquitecto Don Juan José de Alzaga, Año de 1835. Collectánea Histórica. El arquitecto Alzaga de Mariano Quintanilla. Memoria. Estudios Segovianos, Tomo V, Número 15 pp. 311-346. Segovia, 1953.
Voyage Pittoresque et historique de L'Espagne par Alexandre Laborde et une societé de gens de lettres et d'artistes de Madrid. A Paris de L'imprimier de Pierre Didot L'aine avec des caracteres de Bodoni. Tome Premier MDCCVI, Tome Premier Second Partie MDCCCXI, Tome Second MDCCCXII. Tome Second Seconde Partie MDCCCXII. [Obra completa de la Biblioteca Nacional]
Acuarela fechada hacia 1805 del amigo Juan Francisco Sáez Pajares que nos facilitó y permitió tomar imágenes de ella.
EL ACUEDUCTO Y OTRAS ANTIGÜEDADES DE SEGOVIA. Ilustradas por el doctor Don Andrés Gómez Somorrostro. Imprenta de D. Miguel de Burgos. Madrid 1820. Edición facsímil por la Editorial Confederación Española de Cajas de Ahorros. Segovia, 1983.
Supervivencia de una obra hidráulica, El Acueducto de Segovia de Aurelio Ramírez Gallardo. Colección de Ciencias, Humanidades e Ingeniería Nº 40. Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. 2ª edición corregida. Madrid, 1992.
El Acueducto de Segovia. Director José Arronis Capablo. VV. AA: Juan de Contreras y López de Ayala, Marqués de Lozoya; Carlos Fernández Casado; Aurelio Ramírez Gallardo; Félix Tamayo Royuela. Edita CIBA-GEIGY S.A. Barcelona 1973.
Arquitectura y Urbanismo en la ciudad de Segovia (1750-1950) de Miguel Ángel Chaves Martín. Editado por la Cámara de la Propiedad Urbana de Segovia. Segovia 1988.
Mi colección de postales, fotos y libros antiguos sobre Segovia de los últimos dieciocho años.