sábado, 16 de septiembre de 2017

LA CASA SEGOVIANA DE VICENTE RUÍZ VELÁZQUEZ (1849-1884)

     Vicente Ruíz Velázquez nace en Coca el veintisiete de octubre de mil ochocientos veintidós. Es hijo legítimo de Raymundo Ruíz, natural de Fuente de Santa Cruz (Segovia), escribano de la villa de Coca, y María Cruz Velázquez, natural de Fuentes de año (Ávila), según consta en su partida de bautismo.

     Suponemos que pasa toda su infancia y juventud en la villa de Coca que tanto amó y posteriormente se hace médico. Hacia 1847 se instala en Segovia, muy probablemente cerca de su hermana Telesfora y su cuñado Juan, que vivían en la calle de San Martín número 9 (actual calle de José Canalejas). 

    Rápidamente se casa con la segoviana Mónica de la Torre y en seguida tiene descendencia entre 1848 y 1860 con sus hijos mayores María del Carmen, Raimundo y Petra. Durante todo ese tiempo se dedicaba a la medicina y en particular consta como cirujano. Muy probablemente, sus hijos mayores ya nacen en la noble casa de la calle de San Martín número 7, la casa anterior a la de su hermana y cuñado que antes de su trasformación tenía el siguiente aspecto.


     Ahora bien, el año de 1861 es clave para la familia Ruiz de la Torre. Vicente Ruíz Velázquez, con los hermanos franceses Falcon y el padre de Victoriano Llorente funda en 1861 una fábrica de derivados de la resina, LA RESINERA SEGOVIANA, que se construirá en Coca a partir de 1862.

   
     Por lo estudiado, la fábrica rápidamente dió enormes beneficios económicos y en los años siguientes tendrá a sus dos hijos pequeños Juan y María de la Paz y comprará la casa de la calle de San Martín. Debido a su éxito empresarial y su valía en las décadas de 1870 y 1880 Vicente Ruíz participará en la creación, como consejero o como socio fundador, de entidades bancarias como el Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Segovia y el Banco Agrícola de la provincia de Segovia.


     En la siguiente década con las inversiones y ampliaciones de la fábrica en otros pueblos seguirán aumentando sus beneficios económicos y ya siempre consta como propietario y no como médico. En la sesión del 5 de agosto de 1883, siendo alcalde Mariano de la Torre Agero, mediante un representante, Vicente Ruiz presenta la solicitud de un proyecto del arquitecto provincial Antonio Bermejo Arteaga para la modificación de la fachada de la casa de su propiedad en la calle de San Martín Nº 7. El arquitecto municipal Joaquín Odriozola Grimaud da su aprobación con fecha de 7 de septiembre de 1883:

      "Examinados los planos que se acompañan a esta solicitud el que suscribe los encuentra en un todo aceptables cumpliendo por consiguiente con las debidas condiciones generales de ornato".


     En esa transformación realizada en 1883 pondría una elegante reja para entrada de luz en  la puerta principal.


     Si nos fijamos detenidamente consta una marca con las dos iniciales de su nombre VR entrelazadas para hacer distinción de su propiedad.


    Suponemos que llegó a ver toda la transformación que se terminaría en 1884 porque el ocho de octubre de ese año fallece a punto de cumplir los sesenta y dos años en su noble casa, pero debía haber pedido ser enterrado en su pueblo natal, "en sepultura de distinción preparada al efecto en el cementerio de San Juan de esta parroquia" que se realizó en Coca el día diez.

    Sin embargo, o bien ese año o posteriormente, pero siempre antes de 1925, hemos podido comprobar mediante fotos de Otto Wunderlich que la casa se amplió por la izquierda haciendo una entrada de puerta de carruajes y se hizo una leve transformación en la parte derecha eliminando aparentemente la torre, pero no hemos conseguido todavía obtener la fecha, ni el proyecto en el Archivo Municipal de Segovia.

      Así podemos ver la decimonónica casa que fue de Vicente Ruíz Velázquez en imágenes tomadas el pasado agosto situada en el Nº 7 de la actual calle de José Canalejas que se encuentra prácticamente abandonada.


      Desde la derecha también podemos ver la fachada de la enorme casa desde la propia calle de José Canalejas.


      Ahora bien, con la fachada no se puede apreciar cómo puede ser por dentro, pero en realidad llega hasta el patio del edificio de Hacienda por un lado y tiene común otro pequeño patio con la casa del Nº 9. Desde el aire podemos ver que la antigua torre de la casa debía tener hasta la transformación de 1883 otro ala perpendicular a la actual calle de José Canalejas.

Continuará
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
     Esta entrada se la dedico por una parte a tod@s mis amig@s médicos y por otra a tod@s mis amig@s arquitect@s.
      Todo ha sido posible gracias a:
Proyecto de modificación de la casa Nº 7 de la calle de San Martín de Antonio Bermejo Arteaga, arquitecto provincial en 1883, procedente del Archivo Municipal de Segovia.
Padrones Municipales de Segovia de 1870, 1880, 1895 del Archivo Municipal.
Partidas de bautismo y defunción de Vicente Ruíz del Archivo Diocesano de Segovia.
Almanaque Religioso, Astronómico, Histórico y Estadístico de Segovia y su provincia dispuesto para el año de 1868, dedicado a la Diputación de la provincia para utilidad de los Establecimientos de Beneficencia. Imprenta de D. Pedro Ondero. Segovia, 1867.
Estatutos y Reglamento del Banco Agrícola de la provincia de Segovia. Imprenta de Ondero. Segovia, 1882 de la Biblioteca Digital de castilla y León.
Pequeña historia del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Segovia. Fernando Albertos Redondo. Estudios Segovianos. Tomo XVIII-Números 53-54. Segovia 1966.
Los Acontecimientos de Coca durante la Guerra de la Independencia (1808-1813) según las Memorias de Raimundo Ruiz escribano de la villa y testigo de los sucesos. Felipe Rodríguez Martínez. Editorial Visión Libros. Madrid 2008.
Las últimas imágenes aéreas de Google.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia por su gran disposición para cualquier información sobre la Segovia antigua.
Mi colección de fotos, láminas, y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos diecinueve años.

6 comentarios:

RAFAEL RUIZ dijo...

Fantástico reportaje!

Lucía dijo...

¡Genial! Me ha encantado leer la historia de una casa de mi calle. Supongo que ya lo sabrás, pero, según me ha contado mi madre, hasta hace relativamente poco (¿veinte o treinta años?) no había comunicación directa entre la casa y su propio jardín, como no fuera a través de alguna leñera o algo así. Había que entrar al jardín por la puerta de la C/ Arias Dávila. Asomándose por las rendijas de esta puerta se ven la terraza y las escaleras que se construyeron para comunicarlos.

PEDRO LUIS PEÑAS dijo...

Hola Lucía, me alegro que te haya gustado. No sé exactamente cómo es la casa por dentro, pero muy probablemente la causa de lo que me dices se debe a que la casa noble no tenía el jardín que me dices si no sólo unos patios. Ahora bien, parece ser que la familia continuando con su hijo Raimundo también compraron la casa de la Plaza Andrés Laguna Nº 2 que es la que por detrás tendría ese jardín lindante con otro de Hacienda y que entonces no quisieron hacer la comunicación entre ambas casas. Este jardín sí tenía acceso por la puerta carretera de la C/Arias Dávila. La familia directa acabó hacia 1939 cuando falleció la última hija que quedaba de Vicente Ruíz y que curiosamente ninguno de us hijos tuvo descendencia. Saludos, PEDRO.

Lucía dijo...

Sí, la idea que tengo es que el patio original de la casa es donde estaba el abeto altísimo que ahora está seco. Aunque puedo equivocarme (desde mi casa no se aprecia bien la distancia). Los familiares a los que conoció mi madre es cierto que no eran familia directa, sino, creo, sobrinos nietos. La familia tenía las dos casas de José Canalejas, la de Corchea y parece que también una en la C/ Colón (creo, porque esa historia me la ha contado mi madre y yo la tengo un poco confusa, aunque sí es cierto que la última de la familia que quedaba por Segovia, en el número 9, se fue a Colón cuando vendieron todo el resto).

Me ha hecho gracia también ver los dibujos antes y después de la modificación de la fachada. Más o menos por la misma época, y también con Odriozola de por medio, se hizo lo mismo en mi casa: sustituir ventanas irregulares por balcones abiertos regularmente en la fachada. Se ve que es lo que se llevaba por entonces.

A ver si publicas la segunda parte, que tiene pinta de ir a ser muy interesante.

PEDRO LUIS PEÑAS dijo...

Hola Lucía, con respecto a las transformaciones de finales del siglo XIX, sí se hacen fachadas y variantes del tipo casa decimonónica, como también en la de la calle Ancha (actual Colón) que sería propiedad en origen de Pablo, hermando de Vicente Ruiz Velázquez o si no ya de su sobrina Magdalena.

La posible segunda parte tiene connotación con las dos casas: Nº 7 y Nº 9 que también los propietarios estaban relacionados familiarmente e incluso también hasta la casa noble de la plaza de San Martín Nº 1 . En la del Nº 9 también se hicieron transformaciones al final del siglo XIX.

Por otra parte la casa en que tú vives precisamente fue la vivienda al final de su vida, del padre de Julián María Otero, aunque no sé si era de su propiedad. Saludos, PEDRO.

Lucía dijo...

Huy, no sabía lo de que el padre de Julián María Otero había vivido aquí. La casa se la compró mi tatarabuelo a Santiago Páramo, que tengo la idea de que es quien la construyó y quien luego hizo la obra de la fachada (pone SP en la reja de encima de la puerta de la calle). Siempre me he preguntado si se hizo aprovechando dos casas anteriores más pequeñas, porque el segundo piso tiene dos alturas (hay escalones en el pasillo entre la parte más alta y la más baja), y un hueco enorme bajo el pasillo del primer piso, que podría ser un hueco de escalera de una antigua entrada por la C/ Herrería (o quizás no). Por lo que le había oído contar yo a mi abuela, Santiago Páramo hizo la casa para él mismo, pero se arruinó a base de montar juergas en el jardín y la tuvo que vender. No sé cómo de exacto será todo esto, ni si antes de dar ese paso se la alquilaría a alguien. ¿Sabes en qué año murió el padre de Julián María Otero? De memoria te diría que mi familia la compró entre 1910 y 1915.

Supongo que tienes todo tipo de contactos e información sobre los números 7 y 9. ¿Has hablado con Lila, sobrina de Pepe Gordillo, que lo heredó? Dice mi madre que sabe un montón de historias sobre la casa y la familia.